El Neo-Noir llega en formato de serie televisiva en enero de 2014 . El principal responsable es Nic Pizzolatto, quien ha encargado a dos grandes actores como  son  Matthew McConaughey y Woody Harrelson, una macabra investigación que los llevara a descubrir los actos más oscuros de los que puede ser responsable  una mente humana.  La serie es producida por HBO y cuenta en su primera temporada con estos dos magníficos actores,  quienes no demoran en demostrar sus dones, que los hacen ser una no convencional pareja de detectives.

Pizzolatto, creador de este oscuro y macabro escenario que no se aleja en lo absoluto de la realidad,  nos plantea  que pinchemos con el dedo (como lo hace Neo en su primera conexión con la matrix) y seamos testigos del muro macabro que nos oculta una realidad patente, que algunos prefieren no ver para sentirse cómodos en esta vida. Una verdad que bucea de forma libre  en este extenso océano de oscuridad  que llamamos universo.

Los detectives Martin Hart (Harrelson) y Rustin “Rust” Cohle ( McConaughey) de la División de Investigaciones Criminales de la Policía de Luisiana, nos hacen reflexionar sobre los caminos que se cruzan por azar para concluir en algún propósito especial… Independiente de las consecuencias del precio que se deba pagar…

Esta ficción se nos presenta como una de las mejores del último tiempo, sin recurrir a efectos especiales, ni extrañas tramas complejas. Es simple desde su inicio pero con una innovadora narrativa que va entretejiendo los misterios y pistas que deben resolver el puzzle que Pizzolato les ha puesto entre ceja y ceja. La única misión concreta que se proponen estos detectives  es desenmascarar a   lo que mas tememos en esta vida, que es vivir de una gran mentira en la que todos se sienten a gusto.  Se viene pronto una segunda temporada en la que ya se habla de Collin Farrel como uno de los nuevos protagonistas que deberan enfrentar un nueva trampa, pero esta vez en los Angeles california…

Comparte este artículo con tus amigos