Shimoneta es un anime que nos cuenta sobre un futuro no muy lejano, donde Japón es el país más puro y casto del planeta, gracias a la imposición de unas leyes que prohiben los actos obscenos, la pornografía, los comics porno, el hentai, y hasta las malas palabras…

Más allá de las leyes la gente también utiliza unos dispositivos que los están monitoreando continuamente, los llamados “Peace Makers” para evitar que caigan en tentaciones o que actuen de forma inadecuada. Estos aparatos saben lo que la gente está diciendo, viendo o escuchando todo el tiempo. Si hacen algo inadecuado o prohibido por las leyes, de inmediato se verán en peligro de ser castigados.

La historia de Shimoneta

Este cambio en las políticas del Japón ya tiene varios años. Ya existe toda una generación de adolescentes que ha sido criado bajo estas estrictas normas durante toda su vida. Estos jóvenes, no tienen ni la más lejana idea de cómo era el mundo antes, nunca han visto el cuerpo humano al desnudo, no tienen idea de lo que es el morbo o tan siquiera cómo funciona la reproducción.

En este mundo aparece nuestro protagonista, , un muchacho que tiene la mala suerte de ser hijo de un “terrorista” un malvado quien dedicó su vida a luchar contra la pureza y la castidad y a llenar el mundo de chistes obscenos y pornografía. Pero Tanukichi no es como su padre en lo más mínimo. Ha vivido a la sombra de la “maldad” de su padre y ha absorbido a consciencia los nuevos valores de la sociedad japonesa.

Tanukichi está comenzando sus estudios en un nuevo instituto, pero aunque quiere dejar la sombra de su pasado atrás, este le persigue. En aquel lugar muchos esperarán obtener de él diferentes cosas. Unos solo querrán oscuros conocimientos, otros protección. Pero la peor será una terrorista que lo obligará a cometer actos de gran vileza…

¿Es Shimonetta Hentai?

De ninguna manera. Hay algunas escenas que podrían calificarse como “fuertes” pero todo dentro de una línea de comedia.

Aunque tal vez los más pequeños deberían abstenerse de ver este anime hasta que tengan cierta edad. Lo cierto es que sería mejor que los padres vieran el anime (se reirán mucho) antes que los chicos más pequeños y así puedan juzgar si sus hijos tienen la madurez o no de ver eso.

El Diseño, el Dibujo, la Animación y el Arte en general

Dado que Shimonetta es una comedia, no debemos esperar demasiado realismo o detalle. El diseño de personajes cumple su función, presentándonos a personajes de diversos colores, formas y caracteres. Estos sirven para identificar a diferentes sectores del público y resultar graciosos.

La animación tampoco es nada del otro mundo. Aunque de vez en cuando nos encontramos con una escena que es una pequeña joya.

Los detalles de este mundo de un futuro no muy lejano no son muy grandes. Aunque los Peace Makers y demás dispositivos que utilizan los protagonistas para “protegerse” de los malos comportamientos son interesantes.

Conclusión

Shimoneta no se va a ganar un premio como el anime más interesante del mundo, pero trata algunos temas muy interesantes de manera divertida y graciosa.

Comparte este artículo con tus amigos