Durante Agosto del año pasado les escribí sobre la fusión.
Allí, les expliqué sobre un nuevo tipo de reactor que estaba siendo probado, los EIC, reactores de Confinamiento Inercial Electrostático. Una tecnología que podría cambiar el mundo, en forma similar a lo que se ve en la película “Chain Reaction” (protagonizada por Keanu Reeves) un sistema simple y económico de obtener enormes cantidades de energía.
Con la aproximación del nuevo año me parece que sería buena idea comentarles ¿que ha pasado con esto?

Recapitulando
El Doctor Robert Bussard, cabeza del proyecto falleció poco tiempo después, sin embargo parece que el equipo de expertos que dejó encargados han estado a la altura.
El proyecto fue financiado por la Marina de los Estados Unidos, a pesar de que esta no es una institución dedicada a resolver los problemas de energía, se hace evidente que hay alguien que tiene visión y que comprende que sería una buena idea que la Marina de Estados Unidos disponga de semejante fuente de energía.

El equipo que está desarrollando el proyecto ha desarrollado una serie de prototipos de reactor que continuamente han sido mejor diseñados (con la experiencia acumulada) y ligeramente mas grandes, estos prototipos son llamados WB, el último de estos prototipos, el WB7, ha conseguido interesantes resultados.
Si bien estos resultados están siendo analizados todavía por un panel de expertos, lo cierto es que hay grandes esperanzas.

Buenas Noticias
Primero hay que aclarar. Sí se obtuvo fusión, pero eso no implica que se obtuvo un beneficio energético, es decir, el reactor consigue crear plasma de fusión, pero la energía que se necesita para conseguir semejante fenómeno es más alta que la cantidad de energía que se obtiene. Esto significa que todavía no se ha alcanzado el objetivo.

Sin embargo, el WB7 todavía es solamente un prototipo, diseñado con la intención de demostrar las posibilidades del concepto y estudiar mejor el fenómeno. Se cree que para conseguir una fusión nuclear eficiente habrá que esperar hasta el prototipo WB9 (todavía en la tabla de diseño).

Lo interesante es que este estudio ha simplificado enormemente el estudio del fenómeno de la fusión nuclear, tanto así que incluso estudiantes universitarios han sido capaces de repetir el experimento y obtener plasma que pueden estudiar en su universidad.

Si comparamos esto con los costosos reactores tradicionales (Tokamaks) el avance es sumamente interesante.

Misteriosones

Lamentablemente, al ser un proyecto financiado por una fuerza militar, se hace evidente que se convierte en una ventaja estratégica, por lo tanto, no nos debe extrañar que todo el asunto sea envuelto en un cierto aire de misterio y por supuesto entre mas exitoso sea el proyecto, mas misterioso se volverá.

Yo le sigo la posta a todo el asunto a través de este blog:

http://iecfusiontech.blogspot.com/

Comparte este artículo con tus amigos