Miedo Nuclear y Miedo Climático

El miedo nuclear, esa sensación que en cualquier momento los líderes de los superpoderes del mundo se van a hartar de todo, y contra toda lógica, van a pulsar el botón y todo va a volar por los aires. Era un temor palpable unos 40 o 35 años atrás más o menos.

La Unión Soviética y los Estados Unidos continuamente acumulaban más y más arsenal nuclear, y las pruebas se realizaban en todas partes. Aviones espías realizaban peligrosas misiones revisando los silos de lanzamientos, y los puertos de submarinos, para descubrir cualquier movimiento fuera de lo común. Al mismo tiempo, agentes especiales infiltraban los diferentes gobiernos del mundo para conocer su posición e influenciarlos en la dirección que los super-poderes deseaban.

Los medios de comunicación nos inundaban con noticias de tratados de paz fallidos, o que solo se cumplían a medias, y la ocasional discusión de un tratado de desarme nuclear que nunca terminaba de prosperar. Mientras tanto otros países se iban uniendo a la fiesta, e iban desarrollando sus propias armas nucleares, así que el tan anhelado desarme quedaba cada vez más y más lejos.

miedo nuclear

El Fin Está Cerca

El futuro pintaba terrible, no cabía ni la más pequeña duda, que eventualmente, todos acabaríamos en una nube con forma de hongo…

Y sin embargo, a pesar de aquellas ominosas perspectivas, aquí estamos, en contra de todas las predicciones nefastas, aquí seguimos, han pasado décadas y aunque las armas nucleares han pasado por las manos de muchos líderes, unos benévolos, otros no tanto; la realidad es que ninguno se ha atrevido a apretar el botón.

¿Por qué ha ocurrido esto? ¿Por qué razón no hemos tenido otra gran guerra al nivel de la Primera o Segunda Guerra Mundial? Esa discusión la dejaremos para otra ocasión. El día de hoy quiero plantearte otra pregunta. ¿Te quitan el sueño las bombas nucleares? ¿No puedes dormir pensando en los misiles que está desarrollando Kim Jong Un? ¿Crees que la guerra comercial entre China y Estados Unidos termine con nubes en forma de hongos?

Pues no sé tu, pero en mi caso, resulta casi absurdo, esas son ideas que ni se me cruzan por la cabeza. Es como si hubiésemos cambiado de frecuencia y esos conceptos fueran impensables. Ya no me preocupan las armas nucleares, al igual que no me preocupo por una invasión de los Hunos, ni me me preocupa el Y2K…

No obstante hoy en día tenemos otras preocupaciones…

El Miedo Climático

Un par de décadas atrás nos aterrorizaba el agujero en la capa de ozono, si este crecía lo suficiente podría alcanzar zonas importantes de los mares y océanos y la luz ultravioleta podría exterminar a la vida microscópica, creando un desastre de proporciones nunca vistas al destruir la base de una extensa cadena alimenticia. Pero en realidad eso nunca ocurrió, eventualmente dejamos de usar los CFC (clorofluorocarbonos), es decir los químicos que destruían el ozono, y desde entonces el tamaño del agujero en la capa de ozono, se ha reducido bastante.

Pero en la actualidad tenemos otro problema distinto, el cambio climático. Los gases de invernadero que hemos acumulado desde la era industrial en nuestra atmósfera, atrapan el calor en nuestro ambiente y no lo dejan escapar. Combinado con la tala y la quema indiscriminada, nos enfrentamos a otro feo panorama. En primer lugar se perderán muchas zonas de cultivo alrededor del mundo cuando el calor excesivo las convierta en desiertos. Y segundo, muchas zonas costeras se perderán cuando suba el nivel del mar.

Estos dos entre muchas otras, como por ejemplo un aumento en las inundaciones, la perdida de muchas especies que están perdiendo sus hábitats, etc.

¿Qué podemos hacer?

En la época del miedo nuclear se gastaron chorros de tinta anunciando el final de la humanidad. Hoy día pareciera que está ocurriendo lo mismo con el cambio climático, mucha gente anuncia que estamos camino del apocalipsis climático.

Es muy posible que en las próximas décadas veamos el surgimiento de grandes extensiones de desierto en donde antes era tierra cultivable, pero al mismo tiempo, otras zonas que antes eran demasiado frías, terminarán por convertirse en zonas cultivables. También veremos la perdida de muchas áreas de costa, pero es probable que las mayores ciudades costeras construyan diques o desarrollen otras medidas para enfrentar el embate de los mares.

Lo más importante al enfrentar el problema del cambio climático, es no perder la calma. Abandonar la mentalidad de victima que parece estar tan de moda hoy día, y comenzar a actuar sin esperar demasiado de los políticos.

Hay mucho que podemos hacer. Ya hemos visto como la empresa privada se moviliza para acomodar la demanda de sus consumidores. ¿De donde saca sus recursos la empresa a la que estás comprando? ¿Cómo generan su energía? Etc.

Como consumidor puedes votar con tu cartera, pero debes estar bien informado, y no dejar que te manipulen.

Hay mucho que se puede hacer, hay mucho que ya se está haciendo. Y en el futuro podremos hacer mucho más.

En la actualidad ya se está hablando de capturar el carbono a través de maquinaria. Aunque yo sigo pensando que la mejor opción es capturar el carbono a la manera antigua, sembrando más bosques, o creando granjas de algas. Podríamos incluso transformar los desiertos y matar dos pájaros de un solo tiro.

Las tecnologías para ello ya están en desarrollo, y poco a poco los cambios se irán acumulando de manera positiva. Lamentablemente no creo que sirvan para evitar la crisis de manera definitiva, pero es posible que al menos eviten que el desastre llegue a su punto más álgido.

Ya hemos visto el caso de ciudades sustentables en mitad de Dubai, o los avances que se están haciendo con los reactores de Torio, esas son apenas algunas de las posibilidades que están en progreso.

La Culpa y la Mentalidad de Victima

Lamentablemente muchos políticos han aprendido a aprovecharse de nuestras preocupaciones sobre el cambio climático y se han encargado de estimular diversos sentimientos de culpa. Me recuerdan bastante a la iglesia cristiana medieval intentando controlar a la población a través de la culpa y el miedo.

Debemos evitar a estos políticos como a la peste, tienen poco interés en encontrar soluciones a los problemas ambientales, y mucho interés en controlarnos y hacernos creer que solo ellos tienen las llaves del paraíso.

Quieren imponernos una mentalidad de víctimas, quieren hacernos creer que ellos son nuestros únicos salvadores. Mucho cuidado con ellos. Muchas de las «soluciones» que proponen no tienen otra intención que mantenerlos a ellos en el poder, o darles más poder del que ya tienen.

Tomemos por ejemplo el caso de los reactores nucleares, en muchos países se pretende cerrar estos reactores que producen grandes cantidades de energía a precios muy reducidos. Y entonces ¿cómo sustituirán esa energía? Pues con gas natural y carbón, dos fuentes de energía que no solo producen grandes cantidades de emisiones, sino que tienen una operación mucho más costosa. Y ¿quienes están promoviendo estos cambios? Pues precisamente los movimientos «ecologistas». ¿Se les puede creer?

Debemos informarnos mejor, debemos cuestionar a nuestros líderes y no creer en lo primero que nos digan.

Se puede hacer y se pude hacer mucho, de hecho ya se está haciendo mucho. No somos victimas.

Ayudanos a continuar creciendo, comparte este artículo con tus amigos

Lobo7922

Creador de La Cueva del Lobo. Desde muy joven me sentí fascinado por la Ciencia Ficción y la Fantasía en todas sus vertientes, bien sea en literatura, videojuegos, cómics, cine, etc. Por eso es que he dedicado este blog a la creación y promoción de esos dos géneros en todas sus formas.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.