Una de las cosas que mas me fascina, es el espacio; el viaje espacial, vivir en orbita, la exploración de otros planetas, etc.
No es extraño entonces, que la reciente película de Star Trek me haya gustado tanto. Al igual que he hecho con otras películas, también me pregunté ¿es posible? ¿Llegará el día en que la humanidad viaje y habite en el espacio con la facilidad que vemos en Star Trek? Evidentemente, al ser un tema que me gusta tanto, no es la primera vez que me hago estas preguntas, y por esa misma razón, se me han venido a la cabeza docenas de ideas, de reflexiones, de opiniones, etc.
Así que en esta ocasión, en lugar de crear un enorme post sobre el tema, he decidido dividir el concepto en varias partes.
Hoy voy a escribir sobre uno de los problemas básicos del viaje espacial, escapar de la gravedad espacial y alcanzar la órbita.

Elefantes blancos, el estilo gubernamental

Nuestra actual tecnología espacial tiene su origen en la segunda guerra mundial, hace 50 años, la otrora Unión Soviética y los Estados Unidos de Norteamérica, se enganchan en la guerra fría. Grandes presupuestos e inmensos proyectos, caracterizan la forma en que habíamos alcanzado el espacio hasta muy recientemente.
Cohetes por etapas, herederos de las bombas V2 de Von Braun, son utilizados hasta nuestros días para llegar al espacio. Al igual que si de una guerra se tratase, estos inmensos aparatos alcanzan la órbita con fuerza bruta. A medida que el combustible se va consumiendo. Los tanques de combustible innecesarios son dejados atrás (junto con motores, toberas y otras piezas) al final, solo una pequeña porción del aparato alcanza la órbita, pero la misión se consigue a costa de lo que sea (en este caso un montón de dinero).
A pesar de no ser la forma mas eficiente de alcanzar el espacio, los cohetes por etapa eran la única tecnología funcional que poseíamos hasta hace muy poco tiempo para llegar al espacio. A través de ellos Gagarín obtuvo su gloria, llegamos a la Luna, y construimos un mundo de comunicaciones globalizadas.

Spaceship Two, el estilo de los Ricos y Famosos
En 2004 Burt Rutan gana el Ansari X Prize y le demuestra al mundo que la época de los elefantes blancos está llegando a su fin, su diseño, la “SpaceShip One” es un aparato eficiente, ligero y económico (relativamente hablando).
La nave es cargada por el “White Knight” (sin ninguna relación con Batman) que utiliza motores de jet; esto significa que esta nave no necesita cargar grandes cantidades de oxigeno líquido por lo que es mucho mas liviana.
Sin embargo a medida que la nave alcanza mayores altitudes, y el oxigeno empieza a escasear, los motores de Jet del White Knight comienzan a volverse inútiles, es cuando el White Knight suelta a la Space Ship One y la deja volar sola, como la Space Ship One, no necesitó propulsarse a si misma dentro de la atmósfera, está libre de la mayor parte del peso que esto conlleva, esto significa menos combustible y menos oxigeno líquido.
Un detalle interesante es que ambos vehiculos, El White Knight y la Space Ship One regresan enteros a tierra, pudiéndose reutilizar con mucha facilidad.
La misma tecnología o tecnologías similares, ya está siendo utilizada en la creación de la Space Ship Two y muchos otros vehículos que nos permitirán alcanzar el espacio de forma mas económica.
De esta forma nos encontramos en la frontera de una nueva época en donde el espacio ya no es el coto de unos pocos elegidos; sin embargo mientras estas tecnologías continúan desarrollándose, serán solo los ricos y famosos quienes alcanzarán estas alturas.

El Ascensor Orbital, ¡¡¡Al espacio en oferta!!!

Ya antes les escribí un pequeño post sobre el ascensor orbital.
El concepto básico que debemos comprender sobre el ascensor orbital es que no necesitamos crear un aparato que mediante pura aceleración y fuerza bruta nos saque del pozo gravitatorio de nuestro planeta. La ventaja del Ascensor orbital es que pude llevarnos al espacio, lentamente.
Adicionalmente, no lleva tanques de combustible, pues la fuente de poder se queda en tierra y la energía se le transmite a través de un rayo laser.
El Ascensor orbital es completamente reutilizable, y su capacidad de carga solamente aumenta día tras día.
Esta tecnología será la que permitirá al común de nosotros alcanzar el espacio, de esta manera nuestra civilización dejará de ser una civilización planetaria, para convertirse en una civilización orbital.

Civilización Planetaria vs. Civilización Orbital

¿Es realmente una superficie planetaria el lugar ideal para desarrollar una civilización tecnológica en expansión?

Esta conocida pregunta de Gerard K. O’Neill, sirve de apertura para una interesante reflexión. Este maravilloso planeta que nos ha permitido existir durante todos estos años ¿puede continuar soportandonos? Nuestra civilización continua expandiéndose, no solo la cantidad de seres humanos que habitan nuestro planeta continua creciendo desproporcionadamente, las demandas energéticas de esa población también continúan aumentando.
¿Cómo se supone que nuestro planeta con sus recursos limitados puede soportar una población con necesidades ilimitadas?
Solo el infinito del espacio permitirá que el verdadero potencial de la humanidad se despliegue.

Hablemos mas profundamente de eso la próxima vez ¿les gustaría? 🙂

Este Post continua en: La Frontera Final, Un mundo de Limitaciones

Comparte este artículo con tus amigos