Hay una tendencia que se ha extendido mucho, cuando algo parece imposible, entonces se dice: “Eso es Ciencia Ficción” o algo por el estilo, por ejemplo cuando un político comienza a realizar promesas absurdas con frecuencia la gente dice cosas como: “Este tipo está leyendo una historia de Ciencia Ficción.” o frases similares; estoy seguro que todos lo hemos escuchado de una forma u otra porque se ha vuelto muy común.

En mi opinión esta tendencia es muy dañina no solo para la Ciencia Ficción como género, si no también para la mentalidad de la gente en general.

Esta tendencia de comparar lo imposible o lo absurdo con la Ciencia Ficción es mundial, sin embargo me parece que la veo con mas frecuencia entre los pueblos de habla hispana y sobre todo en Latinoamérica, y eso me parece terrible porque cuando un pueblo comienza a convencerse a si mismo que la Ciencia Ficción es un imposible y un absurdo, es como si se estuviese convenciendo que avanzar es imposible, que mejorar es un absurdo y que soñar es ridículo.

Lo grande de la Ciencia Ficción es precisamente que ES POSIBLE, el secreto de estas historias maravillosas, de ciudades que abarcan un planeta, de naves que viajan mas rápido que la luz, de hermandad entre las especies, etc. es que son posibles, tal vez no sea hoy, tal vez no sea mañana, pero en algún momento pueden ser posibles.

Ciencia Ficción

Hay muchos que dicen que la Ciencia Ficción ha hecho muchas promesas que no ha cumplido, ¿Donde está mi auto volador? Es una pregunta que escuchamos con frecuencia; pero lo cierto es que la Ciencia Ficción no realiza promesas, lo que intenta es extrapolar con base a lo que vivimos hoy en día. Sin embargo debemos preguntarnos, si nuestros ancestros de hace cien o doscientos años nos viesen hoy día, ¿crees que nos envidiarían?

Es muy improbable que alguna vez descubramos Sirenas en Titán, pero nunca debemos dejar de buscar vida mas allá de nuestro mundo. Y de eso se trata, quizá muchas historias de Ciencia Ficción sean altamente improbables, pero ¿totalmente imposibles? Nunca.

Puede que nunca alcancemos el ideal de la Utopía, pero esa meta siempre estará allí para continuar impulsándonos a mejorarnos.

Artículos Relacionados:

Comparte este artículo con tus amigos