Saludos a la comunidad de La Cueva, aquí Cidroq reportándose con un granito de arena para el blog, tras un buen rato de no participar.

La lapidaria frase del título de la entrada  identifica al universo de Warhammer 40 mil, un universo al que hace relativamente poco conozco. En esta entrada me gustaría tocar varios temas sobre este mundillo, que cada vez es más complejo de abarcar por completo.

nkfbjk59b6z2j94zcv0-1 Comencemos con mi introducción a este universo. En ocasiones, leyendo noticias sobre los videojuegos, veía por allí alguna referencia a WH 40k, ya sea por alguna mención a los space marines, o a algún elemento del mismo, pero pues no hacía mucha mella en mí. Digamos que la semilla la sembró Dawn of War, al que le di cierto seguimiento por el hecho de ser un juego RTS, no tanto porque me interesara la ambientación. Esto me puso el concepto de WH 40k en la cabeza, aunque me fui con la finta erróneamente , al igual que muchos, de que era alguna especie de  copia u “homenaje” , como esta tan de moda, de un universo que comparte ciertas características, el de Starcraft.

Sin embargo, dado que no probé el juego, el tema no pasó a mayores.  Así pasó hasta que por cosas del destino a principios del 2010, pude hacerme con un ejemplar del juego de mesa Space Hulk, que relanzaron en 2009 (muy buen juego en verdad) , lo que fue mi puerta de entrada al universo WH 40k, al que empecé a investigar bajo el efecto “madre” ( cuando un ser vivo nace se apega mucho a la primera criatura que ve), buscando ampliar mis conocimientos sobre los Blood Angels, capítulo de space marines protagonistas del Space Hulk.

space_hulk_contents Así poco a poco fui conociendo más de este universo, me di cuente de mi errónea conjetura con Starcraft y de que es mucho más basto y antiguo que el de Blizzard, y después, gracias a Dark Heresy descubrí que el universo WH 40k es mucho más que solo marines espaciales. Desde entonces he intentado buscar la forma de conocer más de este universo, el cual no para de crecer, y el cual,  mientras sus creadores no lo desgracien buscando “mayor rentabilidad económica”, es muy interesante.

Bien, ahora tocaré rápidamente el inicio de este universo. En 1987 Games Workshop (GW), lanza Rogue Trader , un juego de miniaturas ambientado en el espacio, donde se introducen los primeros compases de este universo, originalmente orientado más como juego de rol, poco a poco fue cambiando a un wargame, y dado que GW tenía su  wargame llamado Warhammer Fantasy, se fueron introduciendo los elementos de este al nuevo juego naciente, al que se le llamó Warhammer 40k, donde varias de las razas de Fantasy se adaptaron a su versión “futurista”, con los humanos (spaces marines ) los orcos (llamados Orkos ), los elfos (eldar) , y los ejércitos “extraños” (los demonios vienen de una zona especial del espacio conocida como zona del caos  y los tiránidos, una raza del tipo “insectoide” que se dedica a acabar con lo que le cruza)

races Con el tiempo se han agregado más razas, aprovechando el éxito del juego o variaciones de la misma, el caso clásico es el de los space marines, que para diversificarlos, se introdujeron los “capítulos”, donde cada uno es una división de estos guerreros, con características, fortalezas y debilidades específicas. También, con el éxito de este juego, el universo de aplicación se fue expandiendo, abarcando distintos medios como los videojuegos, los juegos de rol  y la literatura, donde ha tenido su mayor crecimiento argumental.

Tuve un corto periodo de interés en comenzar a jugar el wargame tras mi buena experiencia con el Space Hulk, pero pronto deseche la idea al darme cuenta del enorme gasto que hay que hacer para entrarle al juego, tanto económico, como de tiempo, (no dispongo de mucho en ninguno de los dos ). Sin embargo, me permitió darme cuenta de como está la situación actual del juego, que para no desentonar con estos tiempos, también prima el interés económico de la compañía, más que el de complacer el sentir y beneplácito de sus consumidores.  Por lo que he visto el juego ha estado pasando poco a poco de ser un juego de estrategia, a ser uno donde prima el espíritu de “a ver quien la tiene más grande”, donde siempre se trata de tener  a la unidad más poderosa y  de sacar reglas cada vez más simples y ventajosas. Pero en fin, yo paso de esa fase, a mi me interesa la literatura del universo (que espero no la manden al traste ) y los videojuegos (tengo gran interés en Dark Millenium).

warhammer_40000 Pasando un poco ya a los detalles propios del universo, me llamó la atención el énfasis de la lucha cuerpo a cuerpo en WH 40k, me extrañara que en el futuro existiendo las armas de fuego tan avanzadas, láser y demás armas de este tipo, se tomara tan en cuenta este punto del combate melee. Tal vez, mal influenciado por los RTS, olvidé tomar en cuenta un detalle básico para el combate con estas armas, la munición, si combates sin cuartel contra cientos de enemigos, pronto te quedarás sin munición y más vale tener armas “clásicas” para acabar con el enemigo, por lo que también existen espadas, hachas y demás armas “arcaicas”, eso sí adaptadas al futuro.

Otro detalle que me gustó, es el hecho de que la magia de este universo, en forma de poderes psíquicos, es muy peligrosa de usar, ya que puede terminar con el usuario, además de que es un peligro ya que es una puerta a la  invasión por parte de criaturas que habitan otra zona del espacio, este concepto fue tomado “prestado”  entre otros por Blizzard para la magia en el universo de Warcraft, y por Bioware, igual para la magia en Dragon Age.

warhammer40k En este universo la decadencia es total, el avance científico es casi nulo, la tecnología es cada vez más difícil de tener y mantener, por si fuera poco las esperanzas para la humanidad no son muy alentadoras, la guerra contra las demás razas de la galaxia no parece tener fin, además el imperio comienza a tambalearse, y la corrupción del caos es constante en muchas zonas, sin embargo, mientras exista un space marine luchando, habrá cierta esperanza de salir adelante.

Temas para hablar sobre este universo hay muchos, y dejo muchos pendientes, tal vez para posteriores artículos o para gente más especializada en el tema, yo solo quiero dar mi punto de vista, el de alguien que ha tomado contacto con el universo, pero que aún tiene mucho que conocer del mismo, así que solo son comentarios, no pretenden dar ni sentar nada.

Ya por último, por allí vi que existe polémica entre quienes son mejores si los space marines de WH 40k o los de Starcraft. Pues bien, bajo mi punto de vista, tengo una hipótesis diferente (lo que hacen los ratos de ocio), y es que unos son la evolución de los otros. Veamos, los sucesos de Starcraft (SC), ocurren algunos cientos de años en el futuro, los registros más antiguos de WH 40k se remontan al año 10,000 así que existe un gran hueco entre los dos universos.

20090709gw2 En SC apenas se comienza a experimentar con los poderes psíquicos, aún ignoran el peligro que implica usarlos, se combate contra los Zergs una raza con comportamientos y características similares a los tiránidos (quien quite y sean una primera incursión de estos en la galaxia). La armadura de los space marines de SC puede ser perfectamente la base sobre la que se crearon las de WH 40k. También hay una raza superior a la humana, los protoss, que tal vez dieron a los humanos las bases tecnológicas para WH, un ejemplo, los dragones  de los protoss  son lo mismo que los dreadnoughts de los space marines, incluso, esa tecnología “dragoniana” pudo ser la que mantiene “vivo” al emperador. Los mundos colonizados en SC son pocos, en WH 40k casi toda la galaxia tiene colonias humanas, por lo que a medida que las colonias iban siendo mayores y más retiradas de la Tierra, el viaje a velocidad superior a la luz fue una necesidad, y usar la “disformidad” lo permitió, hasta que se descubrió el terrible secreto que guardaba. En fin, conjeturas como estas me han surgido varias, por lo que a menos para mí, los dos universos pueden ser parte de uno solo.

Bien, espero que estas ideas que comparto con ustedes les ayuden a adentrarse en un distante futuro, donde solo hay guerra…

Comparte este artículo con tus amigos