Me llama la atención la gran cantidad de artículos posts y charlas en donde la gente se ha dedicado a cuestionar los blogs, que si los blogs van a morir, que si los blogs pasaron de moda, que si los blogs no sirven para nada, que si la blogosfera se ha comercializado, que blogear de tal o cual manera es malo, que si debes blogear igualito a mi, que si blogeas muy poco, que si blogeas mucho, etc.

Antes de los blogs
Yo siempre he sentido un deseo de escribir, recuerdo que cuando no tenía computadora ni Internet me sentaba todas las tardes a escribir un rato, unas novelas de ciencia ficción larguísimas, que nunca llegaban a un final y siempre terminaban con un continuará.

Luego un día descubrí las listas de correo de ciencia ficción venezolanas como Ubik y Alfa y me dediqué a leerlas cuando podía alquilar una computadora en algún cibercafé, escribía algo, pero por la misma cuestión del tiempo era muy resumido, por lo tanto la gente creyó que yo era un tipo decente que escribía mensajes cortos y decentes, pero muy pronto descubrirían lo horrorosa realidad…
Eso fue cuando por fin a la de mil y quinientas conseguí mi propia computadora, entonces no hubo foro ni lista de correo que no sintiera mi furia escribidora, mi nick, Lobo7922, era temido en las siete Internetses por que todos sabían que las discusiones no tendrían fin y nadie podía compararse conmigo en mi habilidad tecleadora.

Llegan los Blogs
Aparecen los blogs y sin embargo yo me siento como tímido al principio, no entendiendo muy bien como funcionaba el asunto y esperando aprender más.
Pero eventualmente le agarré el gusto a la cosa y aquí me tienen.
Este blog ha sido como una liberación, aunque mi pasado cuasi criminal inundando listas de correo y foros en la Internet parezca decir lo contrario, yo intentaba moderarme, yo intentaba no escribir mucho, esperar a que la gente respondiera, abandonaba los temas en los que la gente ya no estaba interesada (aunque yo quería seguir escribiendo de lo mismo) etc.

Pero con mi blog es distinto, es un espacio aparte, es un espacio mío, ¡Soy Libre! escribo de lo que me provoca, cuando me provoca, y como me provoca.
Cuando uno escribe en un foro o en una lista de correo, uno se encuentra en un espacio de discusión, en una comunidad dedicada a tal o cual cosa.
En mi blog en cambio escribo de lo que quiera, no espero por la respuesta de nadie, evidentemente los comentarios de mis lectores me estimulan mucho, pero si escribiera únicamente sobre lo que me comentan escribiría bien poco.
Mientras que en un foro o en una lista de correo uno debería mantenerse dentro de la temática del foro o lista, en mi blog soy libre de hablar de lo que quiera.

¿Se van a Morir los Blogs?
En estos días una amiga me envió un artículo de un periódico con un título así todo ominoso LA MUERTE DE LOS BLOGS…
Se parece a ese cuento sobre la extinción de la humanidad, es difícil creer que la humanidad se va a extingir cuando hay seis mil millones de seres humanos arriba del planeta.
Igualmente con los blogs, todos los días aparecen nuevos blogs, mejores que los anteriores, los blogs se actualizan, mejoran, etc.
Evidentemente los blogs cambiarán y evolucionarán, y por supuesto un día desaparecerán para ser substituidos por una herramienta superior, pero ¿cual es esa herramienta? ¿los podcast? ¿los Video blogs? lo encuentro difícil, para crear un podcast o un vlog se necesita mucho más tiempo y esfuerzo que para crear un blog, además el lector necesita mucho más tiempo para revisar una serie de videos que para leer un simple post de un blog.
Además una cosa no es excluyente de la otra, hoy en día es posible crear un podcast o un vodcast e integrarlo con tranquilidad al blog.

La Blogosfera se ha comercializado
¡Lo cual es terrible! por que el dinero es cosa del diablo, el capitalismo es la fuente de todos los males de la humanidad y aquellos que alguna vez en su vida han hecho dinero están condenados a arder en los infiernos.
Claro eso a menos que usted no sea un revolucionario comunista.
La verdad es que si yo quisiera hacer dinero con un website o un blog, hablaría de cosas mucho más populares como el reggaetton o la política.
Yo en mi blog hablo de mis cosas, de las cosas que estoy pensando, de lo que me da vueltas y vueltas en la cabeza, posteo los videos que me llaman la atención, lo que me hace reir, lo que me asombra.
Si adicionalmente consigo hacer algún dinero pues tanto mejor ¿Cual es el problema con hacer dinero? yo no creo que la publicidad que pongo en este blog moleste a nadie, si entras en este blog es muy posible que te atraiga la ciencia ficción, los juegos de video o la divulgación científica; y la mayoría de la publicidad que aparece en este blog está relacionada con esos temas.

Un montón de muchachitas semidesnudas
Otro grave pecado, imagínate, fotos de muchachitas semidesnudas, eso es terrible, fin de mundo, el apocalípticos a las puertas, por que como todo el mundo sabe, eso de mirar muchachitas semidesnudas es malo.
Lamentablemente a mi me encanta mirar muchachitas semidesnudas, ahora si a usted no le gusta mirar muchachitas semidesnudas, pues no las mire, salte por encima de ese post con los ojos cerrados y pase al siguiente, no se enrollen.
Me cuesta creer que en el siglo 21 todavía haya gente con esa mentalidad retardataria.

Tu blogeas mal, yo blogeo bien
Leyendo algunas de estas críticas que se hacen los bloggers entre si me llamó la atención esta tendencia, me acordé mucho de aquel libro “Yo estoy bien tu estás mal” de Edward de Bono; por que es igualito, en resumen lo que esas personas estaban diciendo era que para blogear bien había que blogear igualito a ellos.
Que si la gente hace unos posts demasiado largos, que si los posts son demasiado cortos, que ponen muchos videos, que ponen muy poquitos, que ponen demasiadas imágenes, que no ponen ninguna, que hablan demasiado de un tema tal, que no hablan de los otros temas, etc.
Si me pongo a blogear como quieren los demás, se pierde el sentido de tener un blog; Un blog es una excelente herramienta de publicación que me permite plasmar con extrema sencillez mis pensamientos, comunicarme con mis amigos y el mundo y sobre todo escribir de lo que me provoque y como me provoque.

¿Soy el Blogger perfecto?
Difícilmente, mi blog es super pesado, posteo un montón de cosas que no le interesan a nádie, se me olvidan los temas de los que quiero escribir, cometo errores ortográficos, no sé un montón de reglas sobre la redacción de textos, etc.
Pero ustedes saben ¿que es lo mejor de un blog? que nadie está obligado a leerlo 🙂

Comparte este artículo con tus amigos