Bien, vamos a estrenar La nueva Cueva, con un rápido vistazo a uno de los juegos sensación de estos últimos meses, Hearthstone, de Blizzard, ya se ha escrito, hablado y filmado infinidad de cosas, pero en esta ocasión será un breve relato sobre la experiencia de un jugador eventual, la mía, que que es eso, en una posterior entrada lo explicaré, por el momento centrémonos en el juego.

Tras una falsa primera impresión de que me habían invitado a la beta privada, en realidad ese día que me llegó la invitación comenzaba la beta pública, procedí a instalar el cliente, que por cierto funciona bajo el esquema nuevo de Blizzard de unir a todos los clientes de sus juegos bajo un solo launcher, y tras esperar un par de días para poder jugar, empece mis andanzas por este juego.

Elite Tauren Chieftain

Elite Tauren Chieftain

Hagamos un poco de historia antes de empezar, solo un poco no se asusten. En marzo del año pasado Blizzard anunciaba que produciría su propio SCG (strategy card game) en formato digital basado en World of Warcraft, básicamente, aprovechando que había terminado el tiempo de los derechos que tenía Criptozoic para su propio juego de cartas de WoW, que a su vez había comprado los derechos cuando Upper Deck ya no los renovó. Durante el transcurso del 2013 se estuvo en beta cerrada y recién en enero comenzó la beta pública, por cierto el juego es F2P.

Así que, hay van mis impresiones, tal vez no sean las más acertadas o las más completas, pero cada quien cuenta como le va en la feria, así que comenzamos.

Hearthstone Beta

Hearthstone Beta

Como todo juego de cartas que beba de Magic, se enfrentan dos jugadores que controlan un personaje en particular y el objetivo es reducir los puntos de vida del rival a 0, para esto te valdrás de criaturas, hechizos y habilidades de tu personaje representados por las diversas cartas. Para poder jugar estas cartas es necesario gastar recursos que vas acumulando durante el juego. Blizzard, como ha hecho últimamente, sigue la filosofía de fácil de aprender, difícil de dominar. El manejo de los recursos es simple, solo hay cristales de maná, cada carta cuesta cierta cantidad de ellos, por lo que podremos jugar cartas mientras nuestra reserva no llegue a 0. El primer turno solo disponemos de 1 cristal, cada turno la cantidad irá aumentando hasta llegar a 10, en cada turno se renueva nuestra reserva hasta el tope , y si dejamos maná sin usar en turnos anteriores, no se podrá acumular para el siguiente.

La partida inicia con una mano inicial de 3 cartas, mediante un “volado” se decide quien va primero, el jugador que queda en 2°, para compensar esto, recibe una carta adicional más un cristal de maná extra de un solo uso, que podrá usar en el turno que desee, lo que da cierto elemento de estrategia extra. Antes de empezar el 1er turno, te permiten cambiar una carta que no sea de tu agrado. Cada turno se “jala” una carta y hay cierto límite de tiempo por turno, no es muy exigente, pero por lo menos evita el tener que rendirte si el rival está AFK, aunque con cada turno consecutivo que dejes que se terminé tu tiempo, se va reduciendo drásticamente tu tiempo disponible.

Armando el Deck

Armando el Deck

Como comenté la forma de ganar es reduciendo los puntos de vida del rival, o hacer que se rinda, si considera que ya todo está perdido. Si el ataque lo realiza uno de nuestras criaturas, basta con hacer click en ella y volver a hacerlo sobre el objetivo, ya sea el héroe o alguna criatura rival, si es con hechizos los habrá que se comporten de la misma forma, que atacan en automático en forma aleatoria, o que afecten a todas las criaturas y héroe incluido, en ocasiones hasta a los propios. Existen también cartas que son equipo que colocaremos en nuestro héroe, básicamente armas, ya que en situaciones normales, el héroe no puede atacar directamente a no ser que sea que tenga equipada un arma, o use alguna habilidad.

Nuestro principal medio de ataque y defensa son las criaturas.  Los datos básicos de estas son los cristales de maná que cuesta invocarlas, su poder de ataque, y la vida. La criatura estándar, cuando es recién invocada no puede atacar en el mismo turno, tiene que esperar al siguiente. Puede atacar ya sea a otra criatura o al héroe. Cuando ataca a otra criatura, los puntos de ataque de nuestra criatura disminuyen los de vida del rival, pero sucede lo mismo con nuestra carta, los puntos de ataque del rival disminuyen la vida de nuestra criatura, por lo que es muy común que se terminen destruyendo mutuamente, otra cosa, si sobrevive al ataque, nuestra carta no recuperará la vida perdida por medios normales, por lo que así se evitan cartas muy poderosas destrozando el campo de batalla, tarde o temprano esa carta caerá también. Cuando se ataca al héroe contrario, nuestra criatura no recibe daño, solo resta al héroe rival los puntos de vida que correspondan con su ataque.

Ahora, adicional a esto, hay criaturas con habilidades especiales, indicadas con un texto que aparece en la carta, las hay de una única ocasión, constantes, que se activan en nuestro turno, en el del rival o al ocurrir algo en particular en el campo de batalla. Adicional a esto hay cartas que tienen la habilidad provocación, esto significa que no se podrá atacar al héroe rival mientras exista una carta de estas en juego, hay que destruirlas primero, o quitarles la habilidad de provocación mediante algún efecto o hechizo, estas cartas con provocación son muy importantes en la supervivencia de nuestro héroe.

Una partida en desarrollo

Una partida en desarrollo

Antes de tocar el tema de las habilidades de los héroes, en el juego están presentes las 9 clases originales de WoW, cada uno tiene un mazo de cartas particular que replican el comportamiento del héroe en el MMO, cuando escogemos un mazo de cada tipo, el héroe que controlamos es un personaje representativo en la mitología de Warcraft que es de esa clase, como ejemplo, si escoges el mazo de mago, tu héroe será Jaina, si escoges el de paladín, Uther, si es el del chamán, será Thrall.  Empiezas con unas pocas cartas de la clase disponible, hay que completar 30 cartas para poder usar el mazo, al principio  se rellenará con muchas cartas genéricas, pero conforme tengas enfrentamientos, no importa si ganas o pierdes, tu héroe va subiendo de nivel y se desbloquean más cartas específicas de clase, hasta un total de 20.

Esas 20 cartas de clase son las básicas, existen otras más avanzadas que se consiguen comprando paquetes de cartas adicionales, que además de poder contener cartas de clase, también tendrán criaturas más fuertes que las que tienes disponibles al principio. El “leveleo” de clases es independiente, y solo puedes acceder a otra clase hasta que la hayas derrotado en combate, así que puede que tengas un mazo de guerrero en nivel 20, uno de mago en 2, y que no puedes ser todavía chamán porque no has podido derrotar  un chamán.

Todo lo relevante en el campo de batalla

Todo lo relevante en el campo de batalla

La clase inicial hasta este momento en la beta es la de mago, que sirve a modo de tutorial, donde Jaina, llega al bar donde juegan y realizas una serie de misiones a modo de tutorial, una vez terminadas, accedes ya al juego en sí. Cada clase tiene una habilidad especial que cuesta 2 de maná y se puede usar una vez por turno, esta habilidad está ligada a cada clase en particular, por ejemplo los magos pueden lanzar un misil mágico para dañar al rival, los cazadores tienen algo parecido, los guerreros pueden acumular defensa, en fin, no alteran demasiado el balance del juego en sí, pero bien ejecutados, pueden ser la diferencia entre ganar o perder la partida.

Tocando el tema de la obtención de cartas, los paquetes de carta adicionales se compran con dinero ya sea virtual, como real, con la consabida ventaja omnipresente para los que usen dinero real. El punto positivo de esto, es que no existen paquetes exclusivos con cartas especiales para los que usen dinero real, por lo que en teoría todas las cartas están al alcance de todos, claro con la diferencia de tiempo para obtenerlas. Otro aspecto respecto a la obtención de cartas es que cualquiera de estas puede ser fabricada. Para esto, todas las cartas que no sean básicas, se pueden convertir en materia prima para la fabricación de otras, claro dependiendo la rareza de la carta, llevara mucho más cantidad de este material, es una buena forma de reciclar cartas que no nos interesan.

Tus avances con cada Clase

Tus avances con cada Clase

La forma de obtener dinero virtual, hasta lo que yo he podido ver, es completando quests que diariamente ofrece el juego, solo puedes completar cierta cantidad de ellas al día, y cada día puedes descartar una para que te den una nueva, las tareas consisten en conseguir cierta cantidad de victorias ya sean generales o con alguna clase en particular, el eliminar cierta cantidad de criaturas, son las que me ha tocado, estas tareas te dan 40 oros. Además de esto, por cada 3 victorias que consigas te dan 10 oros también. El costo virtual de los paquetes es 100 oros, con dinero real está alrededor de 3 dólares, ofreciéndote los paquetes de paquetes, valga la rebusnancia,  con descuento. En estos momentos a quienes compren por lo menos 1 paquete les están ofreciendo una carta especial, que hasta el momento parece ser la única que no se conseguirá para los que no inviertan su dinerito.

El juego en sí ofrece tres modos, jugar, donde tienes partidas contra otros jugadores, práctica donde juegas contra la IA, y el modo arena, que se desbloquea al derrotar a todas las clases, hasta este momento aún no he podido hacerlo.

En el modo jugar, armas tu mazo de 30 cartas y vas enfrentándote a otros jugadores, pueden ser dos tipos de partida, casual, o de clasificación, la primera como su nombre lo indica son partidas que no tienen mayor repercusión una vez terminadas. Las de clasificación, cuentan para un ladder que tiene blizzard de jugadores, que cada mes se está reiniciando, en el que tras acumular victorias pasas al escalón siguiente. El más bajo es el 25 y vas subiendo acumulando victorias, yo solo pude llegar al 21, y en eso llegó el reseteo de febrero, en estos niveles bajos, no afectan las derrotas, pero según entendí en los niveles superiores si, y si tienes una mala racha puedes descender de nivel.

Un paquete de cartas recién abierto

Un paquete de cartas recién abierto

En  el modo práctica, no hay pierde, tu eliges a la clase que quieras enfrentar controlada por la IA y tienes tu partida. Cabe destacar que en estos encuentros los rivales tienen un buen repertorio de cartas de clase ya disponibles, así que son algo difíciles para los que apenas inician, algo bueno de este modo, es que si derrotas a una clase en particular aquí, la desbloqueas en ese momento, ya no tienes que hacerlo en el modo jugar, y al igual que en modo jugar, ganes o pierdas, tu héroe gana experiencia.

En el modo arena, se compite en una especie de torneo donde tanto la selección de héroe como de cartas es aleatoria, aunque se permiten mazos sin restricciones en el número de cartas del mismo tipo que si tienen los otros modos, por lo que habrá combinaciones muy manchadas, con tal de ganar. Para entrar en este modo, hay que pagar 150 oros o una cantidad de dinero real, no se cuanto, y se compite hasta tener 12 victorias o 3 derrotas, según la cantidad de victorias que logres tener antes de la tercer derrota, determinará el nivel de recompensa que obtendrás, desde unos pocos oros y algo de material de creación si te vas 3-0 hasta paquetes completos con más de 1 carta rara asegurada y “harto” oro que dan los niveles altos de recompensa. Una vez que termina tu participación en la arena, el mazo que construiste se destruye, y la próxima vez que vuelvas a la arena, lo crearas desde cero aleatoriamente de nuevo.

 Ahora, en mi experiencia personal, es un juego que permite batallas rápidas (a menos que toque pally contra pally jeje), y en el que entiendes pronto la mecánica general del juego, como la mayoría de juegos de cartas, el factor suerte influye, el orden en que te salen las cartas, como le salgan a tu rival, pero en el que la estrategia tiene mucho peso, de nada sirve tener las mejores cartas si no sabes como y en que momento jugarlas, muchas de las partidas que he perdido se debe a que jugué una carta un turno antes o uno después de cuando debí hacerlo, sacándome partidas que ya tenía en la bolsa, ya que en este juego aún teniendo ya unos pocos puntos de vida y tu rival la mayoría aún puedes rescatar  la partida. Por el otro lado, también he tenido regresos épicos cuando tienes oportunidad de jugar esa combinación de cartas que era la única que te podía salvar.

La pantalla inicial del juego

La pantalla inicial del juego

Aunque se supone que es un juego balanceado, y bajo mi punto de vista, hay clases que la tienen más fácil que otras, chamán y druida para mí, pero tal vez sea porque siempre que enfrento a estas clases, me tocan jugadores avanzados. Yo, fiel, a la causa, mi mazo más usado es el de paladín, que como su contra parte en el juego, no es de las más fáciles de usar, pero hay la llevo, hasta el momento tengo más derrotas que victorias, pero creo que es lo normal para un recién llegado a un juego con tantos y tan competitivos jugadores y que para colmo no pasa de uno o dos juegos al día, cuando bien me va. Aún me falta derrotar un par de clases más para poder entrar a la arena, espero sea pronto, y juntar el oro primero.

Ya pasó la euforia inicial del juego, y está entrando en la fase del ¿y ahora qué?, ya que todo se reduce a batallas pvp, con las mismas cartas que para los más hardcore ya deben tener y conocer al derecho y al revés, lo que se comenta que viene es, expansiones con más cartas, aventuras para jugar pve, algo así como el tutorial inicial pero mucho más completas, que tendrán cartas como recompensa, estos puntos son casi un hecho, y como rumores no confirmados, la inclusión de las clases adicionales, Death Knight y Monk, torneos tipo LOL, y también como este último, personajes adicionales para las clases, que confieso si es algo enfadoso ver siempre a los mismos rivales.

En fin, a mi me agradó el juego, y a mí, que no soy muy fan de los juegos de cartas, ya que mi “corazón de las cartas” tiende a infartarse muy seguido, siempre tengo el gusanito de echarme al menos una partidita cada vez que puedo. Y Blizzard, con su toque de rey midas que tiene, creo que la supo hacer otra vez.






 

Ads by Project Wonderful! Your ad here, right now: $0


Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos