Star Trek Discovery vs The Orville, después de pasar tanto tiempo sin una serie de Star Trek en la pantalla chica, ¿quien diría que tendríamos la oportunidad de comparar dos visiones sobre este universo que se están emitiendo a la vez? Ciertamente vivimos en tiempos interesantes.

No obstante es curioso notar que ninguna de las dos series son precisamente lo que los fanáticos de Star Trek esperaban. Lamentablemente ambos programas han sido rodeados por cierta aura de rechazo por un sector muy vocal de la comunidad de treekies. Y como suele suceder en nuestros tiempos, los trols y los haters podrían estar arruinando la diversión de los demás. No se los permitas, piensa por ti mismo.

Ahora que Star Trek Discovery acaba de llegar a su mitad de temporada (no veremos nuevos episodios hasta enero) me gustaría aprovechar de comentar este par de shows que he venido siguiendo tan de cerca.

Comencemos con Star Trek Discovery:

Star Trek Discovery vs The Orville

Star Trek Discovery está llena de sorpresas

La primera impresión que uno recibe al ver los primeros episodios de Star Trek Discovery es que no se parece a las clásicas series de Star Trek. La estética es diferente, los personajes son muy distintos, el tipo de historia y la manera de contarla no se parecen a lo que conocíamos antes, ¡incluso la iluminación es más oscura!

¿Pero se traduce esto en que estamos ante una mala serie de televisión? Para nada. Discovery es entretenida y engancha muy pronto si le das la oportunidad. Más no es la serie que estaban esperando los fanáticos de Star Trek.

Tiene una suerte de “arranque en falso” cuando nos introducen a la USS Shenzhou, nos presentan a su tripulación y a la simpática capitana Philippa Georgiou. No obstante apenas algunos personajes de esta nave continuarán en la serie principal a bordo de la USS Discovery. En esta nave nos encontraremos con una situación muy distinta. Aquí el capitán es Gabriel Lorca, que a pesar de ser un oficial muy efectivo en el comando de su nave. Debe ser el capitán más antipático en la historia de historia de Starfleet.

Esto se traslada prácticamente a todos los personajes de la serie. Desde la protagonista Michael Burnham, hasta todos los otros tripulantes. Estamos ante una triste colección de sujetos LLENOS de defectos. Parece como si los conceptos para los personajes de esta serie los hubiese hecho Alastair Reynolds.

Personalmente creo que no le tomé cariño a Burnham sino hasta el capítulo cinco o seis. ¿Qué tan simpática puede ser una humana criada por vulcanos y llena de traumas? Pues no mucho.

¿Es Discovery un desastre?

Sin embargo, usados con inteligencia todos esos defectos, toda esa carencia de carisma que afecta a la gran mayoría de los personajes. se convierte en una visión muy realista y muy detallada. Esta gente está lejos de ser perfecta. Como la del mundo real.

Lo mismo ocurre con los otros elementos de la serie. Por ejemplo los episodios siguen una continuidad en su gran mayoría. OJO no todos ellos, más para disfrutar de Star Trek Discovery se hace necesario ver cada capítulo en el orden correcto. Lo cual es muy diferente de las series anteriores. Pero esto no es malo en sí. De hecho me parece un acierto el poder disfrutar de una historia con tanta complejidad.

Adicionalmente tenemos que se trata de una historia más orientada al aspecto militar y menos hacia la diplomacia, la ciencia y la exploración. Más estos aspectos no están ausentes del todo.

El principal problema de Discovery entonces, se centra en el fanatismo de algunos treekies. Quienes al parecer odian cualquier idea de originalidad o que se desvíe los cánones sagrados establecidos anteriormente. ¿Curioso no?

Pienso que nos encontramos ante una historia que no se comprende completamente hasta que no se pasa el episodio cinco o seis. Más incluso ahora tras el noveno capítulo al final de media temporada. Parece que Star Trek Discovery está apenas descubriendo su verdadera naturaleza y se prepara para dar una vuelta de tuerca completa.

Star Trek Discovery vs The Orville - Tripulación y Nave

¿Qué debemos pensar sobre The Orville?

Los trailers nos vendieron The Orville como una comedia, una parodia de Star Trek. Si bien esta serie posee muchos elementos graciosos, no creo que pueda calificarse de comedia.

En The Orville nos encontramos con una curiosa versión de Star Trek. La nave “The Orville” es más pequeña de lo que solemos ver en las series clásicas de Star Trek. Su tripulación en lugar de pertenecer a un inmenso portaaviones, se sienten más como la pequeña familia que maneja una nave de carga.

Esta sensación de familia, se refuerza al descubrir que el capitán y la primer oficial fueron marido y mujer. Y aunque ya no están juntos como pareja, no se puede negar que hay un estrecho vínculo entre ambos.

Al igual que sucede en Discovery en The Orville nos encontramos con un montón de personajes fallidos, sujetos llenos de problemas y complejos. El capitán casi arruina su carrera al caer en una depresión tras su divorcio. El piloto principal tiene un serio problema de actitud, y el oficial científico es un robot con complejo de superioridad. Pero de nuevo todos estos defectos juegan a su favor. Lejos han quedado aquellos personajes acartonados e infalibles, estas criaturas llenas de problemas se sienten mucho más reales.

The Orville ¿Cómo se come esto?

La sensación que me da esta serie es como cuando te presentan uno de esos platos que aparenta ser algo y termina siendo completamente distinto. Parece una comedia ¡pero no lo es! Es cierto que hay un montón de chistes, más no son la esencia de este show.

No obstante lo confuso de esta serie no se reduce a los chistes. Y es que The Orville plantea muchas preguntas de toda índole, moral, ética, filosófica, etc. Más no da respuestas claras. Creo que se supone que en este caso las respuestas debemos encontrarlas por nosotros mismos.

En una época donde todo mundo parece tener una agenda política, eso se agradece.

¿Cual es el ganador entre Star Trek Discovery vs The Orville?

Creo que los fans a morir de Star Trek estarán más cómodos con The Orville, siempre y cuando sepan soportar los chistes. La estética, el estilo narrativo, se parecen más a lo que están acostumbrados.

No quiero decir con esto que Star Trek Discovery sea mala, por el contrario, es una de las series que más he disfrutado recientemente. Me va a hacer mucha falta hasta que vuelva en Enero. No obstante, puedo comprender que algunos fanáticos no se sientan cómodos con la gran cantidad de cambios.

Sin embargo para todos nosotros una pequeña reflexión: ¿Cuantos años pasamos sin una serie de televisión de Star Trek en nuestras pantallas? Y en estos momentos ¿tenemos la oportunidad de disfrutar no de una sino de dos? ¡Que afortunados somos! ¿Por qué ponernos a discutir sobre cual es mejor y cual es peor? ¿Por qué no disfrutarlas las dos?

Yo creo que dentro de algún tiempo cuando estas dos series desaparezcan de nuestras pantallas (porque nada es eterno). Vamos a ser muchos quienes las vamos a extrañar.

¿Qué opinas tú? ¿Cual de las dos series es tu favorita? ¿Qué han dicho tus amigos? ¿Cual les gusta a ellos?

Artículos Relacionados:

Comparte este artículo con tus amigos