¿Somos prisioneros? ¿Te lo has preguntado alguna vez?

Si me quedo encerrado en mi cuarto, hay infinidad de cosas que podría hacer aquí dentro. Pero aún así sería un prisionero. Pensemos en las infinitas posibilidades que podría hacer fuera de mi habitación. Lo mismo sería si quedara atrapado en mi casa, o incluso en mi urbanización, mi ciudad, e incluso en mi país.

Hay millones de cosas que puedo hacer en mi país, pero a pesar de todo eso, me gusta tener la posibilidad de salir.

Pero ¿te has puesto a pensar? ¿Puedes salir del planeta?

¿Es la Tierra una Prisión?

La Tierra es todo un mundo, países, continentes, ciudades, pueblos, campos, bosques, ¡cuantas posibilidades! Sí, todo eso es muy cierto, pero aún así, estamos encerrados aquí dentro.

Para la gran mayoría de la gente, esto no tiene la mayor importancia. ¿Que podría haber más allá de la Tierra que sea de interés para ellos? El vació del espacio y un montón de planetas muertos en donde la vida no puede prosperar.

Pero creo que quienes leemos Ciencia Ficción, quienes sabemos, o soñamos en todas las posibilidades de lo que podríamos hacer en el espacio, nos damos cuenta que nuestro mundo, a pesar de todas sus maravillas, también es una prisión.

Una prisión enorme, inmensa en realidad, una jaula en donde la gran mayoría de nosotros pasaremos nuestras existencias completas. Una prisión en donde ha transcurrido la existencia de toda nuestra especie.

Pasamos todas nuestras vidas ignorando este hecho. Nunca pensamos en ello. El espacio además es un lugar mortal en donde no se puede ni respirar. ¿Por qué deberíamos preocuparnos por ello?

Porque conocemos las posibilidades, porque soñamos con un futuro en donde nuestro patio de juegos no será solo un planeta.

Tan solo la órbita de nuestro mundo ofrece tantas posibilidades. Solo veamos los enormes beneficios que hemos obtenido al colocar unos cuantos satélites en órbita. Pero las opciones van mucho más allá. No me detendré a enumerarlas todas, pero pensemos en la enorme cantidad de energía solar que es filtrada por la atmósfera de la Tierra. ¿Imaginas todo lo que podíamos hacer con esa energía estando en la órbita?

Y es es apenas pensando en la órbita, es abrumador pensar en todo lo que descubriremos cuando podamos estudiar con mayor profundidad, la Luna, Marte, los Asteroides y el gran más allá.

Imagen por Jessica Devnani

Somos Prisioneros

Estamos en una prisión enorme y maravillosa, pero no tenemos la opción de salir. Salir nos mataría casi instantáneamente. Así que no podemos negarlo.

La gran mayoría de nosotros muy probablemente vivirá y morirá dentro de esta prisión (ignorantes de que somos prisioneros). Pero vivimos precisamente en una época en donde el acceso al espacio se volverá cada vez más económico. Quizá algunos de nosotros tengamos la oportunidad de salir de esta prisión…

Es curioso pensar que en el futuro la gente vivirá más allá de las fronteras de nuestro mundo y recordará esta época y al pensar en nosotros lo harán con cierta lástima, pues reconocerán que eramos prisioneros.

La imagen de portada pertenece a Paula Borowska

Save

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos