Saludos amigos, que tengan una gran semana.

Los invito nuevamente a que vean algo de lo que he disfrutado durante esta semana:

Cacería Humana en San Francisco

Mi historia no es breve, ni sencilla. Fui abducido siendo un niño, escogido por una secta ancestral dedicada al asesinato desde los tiempos de las primeras dinastías imperiales, entrenado para convertirme en uno de ellos. Muchos de los detalles de aquellos años —por efecto de las extrañas drogas que me hicieron consumir, o de las técnicas de hipnosis y lavado de cerebro de las que fui víctima— escapan por completo a mí memoria. De las monstruosidades que estando bajo su yugo cometí, muchas tampoco consigo recordar del todo, aunque siempre regresan a mí como pesadillas.

Ahora soy un fugitivo de esta secta, de esta Orden cuyo nombre voy a ahorraros, pues es dicho que basta con conocerlo para convertirse en posible víctima. El brazo de la Orden llega lejos y sus ojos, todavía más, por lo que siempre debo permanecer alerta, listo para desaparecer. Como una sombra en la noche.

Mi nombre es Damon Drake.

Otra mirada literaria destacada al mito del vampiro

El vampiro es acá un sujeto con la apariencia de un hombre maduro, cercano a los cincuenta, apuesto y atlético, tal como se presentan muchas veces en la ficción este tipo de monstruos; es además alguien carente de empatía y que sin embargo no deja de ser intrigante tanto para quienes lo rodean, como para el lector.  Por otro lado, en ningún momento llegamos a conocer su pasado, mucho menos su origen, siendo que él mismo apenas sabe sobre su naturaleza e historia previa.  No obstante aún cuando el vampiro evita establecer verdadera intimidad con aquellos de quienes se nutre, el devenir de los acontecimientos va tomando un giro inesperado, que sumado cada caso a otro, determinan el sentido de todo.  Es así que pese a la personalidad distante de Weyland, este termina por sucumbir a la influencia del llamado rebaño…Pues no somos islas y para bien o para mal, somos la suma de nuestras vivencias junto a otros.

Gen 13 – La Película Animada

La película animada de Gen 13, se gesta cuando todos los principales creativos del cómic ya estaban abandonando el barco.

Se trata de una película distribuida por Touchstone, así que el estilo de dibujo es reconocible. Sin embargo la ambientación y la trama son muy diferentes de lo que solíamos ver en aquel entonces en las películas de animación de la casa de Mickey Mouse.

Supergirl (1984)

La película tiene un punto en el que es muy importante. Creo que es la primera película que es “continuación” de otra pero con distintos personajes. Dicho de otra forma, Supergirl (la película) está en el mismo “universo” que Superman. Hoy en día esto de tener distintas películas interconectadas aunque no sean continuación nos parece lo más normal del mundo, pero Supergirl creo que fue la primera que lo hizo. Sale la Zona Fantasma, sale una foto de su “primo” (o sea Christopher Reeve) y hasta sale Jimmy Olsen (Marc McClure, el único actor que aparece en las cuatro Superman más en Supergirl). Que exista esta “conexión” es lo mejor de la película.

"Madre": Una (probable) explicación sobre la película

La película se ambienta completa en una casona ubicada en medio de un bosque, una estampa clásica dentro de cierto cine estadounidense que la usa como metáfora del espíritu pionero de Estados Unidos. En ella vive una chica, que es la Madre aunque no tiene hijos, y que es interpretada por una Jennifer Lawrence a la cual el director y ahora su pareja Aronofsky la pasea de manera muy agradecida en camisones que dejan muy poco a la imaginación. Y su chico, el Escritor, que es Javier Bardem. Ella es dueña de casa y ha restaurado la misma por sí sola, mientras que él no puede escribir porque vive angustiado por un bloqueo creativo. De pronto, aparece un forastero primero, que es un Ed Harris mucho más viejo de lo que yo recordaba, seguido por su señora, que es una Michelle Pfeiffer a quien ni la tercera edad ha conseguido borrarle lo estupenda y lo dama. Lo que sigue es una historia del par de molestos invitados que no querían irse, con la complicidad del Escritor, a despecho de la Madre, que con toda lógica, quiere enviarlos a tomar los vientos allá afuera.

 El universo Tolkien en los videojuegos: los buenos títulos

Esta semana ha salido a la venta La Tierra Media: Sombras de Guerra, secuela del título de 2014 de Warner Bros que, seamos realistas, nadie esperaba que triunfase. Es cierto, poca gente daba algo por él, ni siquiera yo como fan del mundo de Tolkien. Sin embargo, y aunque se ha hablado mucho de lo poco que sigue el canon de su universo, hay que decir que fue un título que podía sacar pecho de ser entretenido. Lo de innovador no tanto puesto que incluía un poco de todo de sagas como Batman Arkham o Assassin’s Creed. Eso sí, el sistema némesis fue una delicia.

¿Cómo le ha ido al universo de Tolkien en los videojuegos? Pues como todo, ha tenido sus buenos y malos momentos. Vamos a ver los mejores títulos de este universo, a los que no importaría volver una y otra vez.

Eso ha sido todo por esta semana, espero que les haya gustado.

Algunos de ustedes me preguntaron ¿donde consigo estas imágenes tan hermosas? Pues allí están los nombres de los artistas.

Lo cierto es que me gusta coleccionar imágenes hermosas. Si ustedes lo desean, los invito a que también me sigan en Pinterest, donde también tengo una colección interesante.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos