Estos videos me los recomendaron varios amigos por las redes sociales y sinceramente que cosa mas genial, nos presentan una de las preguntas mas clásicas de la filosofía pero en este caso analizada desde el punto de vista celular primero y luego neurológico en el segundo video.

Ambos videos tienen subtítulos en español:

Hay que admirar la habilidad que tienen estos amigos para comentar temas tan profundos con un poquito de animación en un video tan corto.

Fíjense como al principio muestran al patito reemplazando sus órganos por partes cibernéticas, planteando así también la pregunta que hizo Isaac Asimov hace tantos años, si una persona reemplaza sus órganos por piezas artificiales, ¿en que momento deja de ser un ser humano para convertirse en un robot?

Pero luego el video continúa mas allá y nos plantea el hecho de que nuestro cuerpo está cambiando células continuamente, entonces ¿qué somos? ¿Tan solo el patrón en que se organizan esas células?

Algunos dirán que no tiene mucha importancia pues nuestra mente está separada de nuestro cuerpo, pero si se ponen a pensar lo mal que funciona la mente cuando el cuerpo está enfermo, se hace claro que esa separación no es tan definitiva como nos gustaría creer.

En el segundo video continúan explorando el concepto de la identidad y la personalidad:

Este concepto de las dos personalidades en los diferentes hemisferios del cerebro es especialmente interesante para mi pues soy ambidiestro y de una extraña manera los dos lados de mi cuerpo están constantemente intentando mantener un balance entre si.

Por ejemplo justo ahora me acabo de rascar el hombro derecho con mi mano derecha, y de inmediato “sentí” la necesidad de hacer lo mismo con la mano izquierda pero del otro lado, es decir rascarme el hombro izquierdo aún cuando no me picaba. Me pasa mucho en la calle, cuando subo un escalón con el pie izquierdo, de inmediato hago una nota mental porque “debo” subir el próximo escalón con el pie derecho…

Hoy en día en que continuamente escribo con un teclado y con las dos manos no siento tanto las diferencias entre lo dos lados de mi cuerpo, pero cuando escribía con lápiz y papel, con frecuencia sentía la necesidad de escribir con la mano izquierda, pero lo gracioso es que cuando escribo a mano con la izquierda no lo hago de izquierda a derecha, no “tengo” que escribir de derecha a izquierda porque eso es lo “lógico y natural” o al menos así es como lo siento.

Como esos tengo multitud de ejemplos, y creo que este video tiene mucha razón cuando dice que nuestro hemisferio izquierdo está allí silencioso con deseos de expresarse, ¿quizá debería dibujar con mi mano izquierda con mas frecuencia?

Para terminar me gustaría dejarlos con una historia que escribí hace tiempo y que estoy seguro que algunos de ustedes ya han leído, pero también pienso que los nuevos lectores disfrutarán:

¿QUIÉN ERES?

Comparte este artículo con tus amigos