Megabots Vs Suidobashi, el famoso duelo de robots gigantes que muchos de nosotros estábamos esperando por años. Finalmente ocurrió un par de días atrás. ¿Consiguió cumplir las expectativas que generaron? Pues no, y es que cuando se crean tantas expectativas, es difícil o casi imposible cumplirlas todas.

No obstante en mi opinión (y las de muchos otros) las cosas pudieron hacerse mejor. Pero antes de continuar hablando, los dejo con el video del duelo en caso de que no lo hayan visto. OJO no lo recomiendo mucho, pueden saltarlo completamente porque resulta bastante aburrido. O pueden también ir saltando algunos pedazos y concentrarse en las partes más interesantes.

Megabots Vs Suidobashi El Duelo de Robots Gigantes

Como regla general no me gusta ser tan crítico contra gente que está intentando hacer un esfuerzo. Pero ¿se hizo el esfuerzo correcto en este caso?

Recordemos que hubo un KickStarter en donde se recolectaron más de MEDIO MILLÓN  DE DÓLARES, se dice fácil, pero ese es un número muy grande. Recordemos también que además de Kickstarter, también recibieron fondos de varios inversionistas, entre ellos AutoDesk. No olvidemos que también se atrasaron bastante pues habían ofrecido este combate para mucho tiempo atrás.

Pero todo esto no hubiese importado tanto si lo que se prometió se hubiese cumplido. ¿Tuvimos un duelo de robots gigantes? Pues no realmente. Lo que pudimos ver fue una suerte de obra teatral. Una especie de gigantesco kabuki. Y la gente va a los teatros, o disfruta del kabuki o en el caso del la lucha libre, también se puede disfrutar. Pero eso no era lo que se había ofrecido…

Megabots Vs Suidobashi ¿Cómo podría haberse hecho mejor?

Lo primero que se necesita es una mejor comunicación con el público. Que la audiencia tenga claro lo que puede esperar. No crear falsas expectativas.

Si los creadores del evento quieren participar en el combate sin resultar heridos. Entonces que lo aclaren y expliquen que será un combate simulado. Pero incluso los combates simulados pueden ser más entretenidos. ¿Acaso no hemos visto un combate de Paintball? ¡Y es muy emocionante! Una simple gota de pintura puede arruinar el día de un equipo mientras corona al otro vencedor.

¿Se quería realizar un combate cuerpo a cuerpo? Bueno, pues habían alternativas. Por un lado podía ser un deporte sin demasiado riesgos, utilizando armas falsas. Recordemos el caso del Kendo o de la Esgrima. En donde no habrá daño mortal, pero se puede demostrar la habilidad de los combatientes en el encuentro. Otro ejemplo sería el de los nuevos gladiadores, usando armaduras con sensores y armas falsas, se puede crear un combate simulado muy convincente.

Por otro lado, ¿por qué no se podía crear un verdadero deporte de contacto con robots? Sobrarían personas dispuestas a arriesgarse a pilotar uno de esos aparatos. ¿Cuando han faltado boxeadores? ¿Cuando han faltado luchadores de MMA? ¿Pilotos de carreras? ¿Pilotos de pruebas para aviones experimentales? ¿Entonces cual es el problema?

Lo que pudo haber sido

Te subes a un mech con una motosierra real, y golpeas a tu enemigo contra su muy real armadura. Cuando la sierra comience a penetrar su armadura, el adversario tiene la opción de rendirse. O si está lo suficientemente loco, continuar combatiendo. Pero la opción es suya.

¿En cambio qué vimos? Una chapuza, un esfuerzo hecho a medias. Unas reglas que no estaban claras, un evento que no fue un evento.

Mucha gente está diciendo que hay que tenerles paciencia, que estos chicos están intentando hacer lo mejor posible, etc. Sinceramente si esto era lo mejor que podían hacer con todo el dinero y el tiempo que tuvieron. Lo siento, pero creo que quienes invirtieron en ellos perdieron su inversión.

Mi esperanza es que otros vean todo el dinero que se ganó con esto y se den cuenta que hay maneras de hacerlo mucho mejor.

Es mi opinión personal, soy muy fanático de los mechs, y sinceramente lo que vi no me gustó.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos