407028_cover.indd

Con mi fascinación por todo lo relacionado con el mundo de LEGO me pareció una excelente idea darle un ojo a este libro que es una mirada en profundidad al universo de los AFOL, los adultos fanáticos de LEGO, pero también tiene un segundo aspecto, es un libro en parte autobiográfico que nos muestra la vida del autor durante una importante etapa de su vida.

El libro en realidad no tiene ningún problema, está muy bien escrito y es muy interesante; el problema vino cuando me puse a comparar los hechos que narraba el libro, con los de mi propia vida…

LEGO: A Love Story nos cuenta el momento en que su autor Jonathan Bender sale de las “edades oscuras” (un término que aprendí con este libro) y redescubre su amor por los ladrillitos plásticos, lanzándose de cabeza en el mundo de los AFOL, descubriéndonos así todas las inmensas posibilidades que tiene el LEGO para los adultos.

Los AFOL nos encontramos en estos momentos en la etapa en que nos encontrábamos los geeks, o los gamers, unos diez o quince años atrás; todavía somos extraños, todavía somos pocos. La compañía LEGO todavía tiene dificultades entendiéndonos, todavía el común de la gente no acepta que un juguete que se supone es solo para niños, también puede ser disfrutado por adultos.

Pero Bender también nos narra su éxito, el sentarse con su padre o su cuñado, abrir una caja de LEGO juntos y disfrutar ambos las posibilidades artísticas y sociales de colaborar en la construcción de un modelo de LEGO. Sin embargo el mayor triunfo de Jonathan es su propia esposa quien se convirtió en una entusiasmada fanática también y con quien desarrollo un sano espíritu de competición.

Este libro es también un tour por el universo de los AFOL, el autor nos pasea por una variedad de convenciones de LEGO y nos presenta a muchas personalidades de este mundo, desde grandes maestros artistas del LEGO, pasando por los astutos negociantes que han hecho fortunas con los pequeños bloques plásticos, hasta los propios ejecutivos de la compañía de LEGO.

Pero como ya dije, en su esencia el libro es muy autobiográfico, y fue difícil para mi leer cosas como por ejemplo la facilidad con la que el autor consigue un trabajo, y no solo consigue un trabajo cualquiera si no que consigue un trabajo que le gusta mucho. Cuando me puse a comparar lo difícil que es conseguir un trabajo aquí en Venezuela, y conseguir un trabajo que te guste es mucho mas difícil todavía (si es que lo consigues) Fue difícil para mi ver como el autor consigue donde vivir con relativa facilidad, y me puse a compararlo con la situación de mi país, en donde los precios de las viviendas son sencillamente imposibles. Fue duro para mi ver como el autor “invertía” su dinero libremente en LEGO a su gusto, mientras que aquí en Venezuela tenemos dificultados no solo para conseguir el dinero, si no también para conseguir el LEGO y hasta para traerlo del extranjero.

Por supuesto yo subconscientemente siempre he estado claro que la situación de los USA y Venezuela son radicalmente diferentes, pero digamos que normalmente soy feliz ignorándolo de mi foco consciente. Pero este libro me lo restregó en la cara de una forma que no lo pude ignorar.

El libro es excelente y como ya dije te permite conocer muy a profundidad el mundo de los AFOL, pero si como yo vives en un país subdesarrollado, puede ser bastante deprimente si te pones a hacer comparaciones.

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos