¿Quien es John Galt?

Este el libro mas largo que he leído en mi vida. Quizá haya leído series mas largas, pero nunca un libro independiente mas largo que este. Se calcula que tiene unas 645.000 palabras, lo cual ubica a esta libro entre las novelas publicadas mas largas de la historia junto a Los Miserables, La Guerra y la Paz, o El Romance de los Tres Reinos.

Es un libro sumamente polémico porque en él su autora Ayn Rand realiza una extensa y detallada crónica de un país que ha caído en las garras del socialismo o el “colectivismo” como ella prefiere llamarlo.

En La Rebelión de Atlas, su autora nos describe con todo lujo de detalles unos Estados Unidos de América en donde se impone un estado demasiado poderoso, el cual pretende controlar todos los aspectos de la economía, regulando desde los precios de los productos pasando por los sueldos y contrataciones, hasta las investigaciones científicas.

Somos testigos de esta historia a través de la vida de su protagonista, Dagny Taggart, quien se opone con todas sus fuerzas a dejarse vencer por la adversidad en cualquiera de sus formas. Una mujer que lucha incansablemente para readaptar su empresa a las decadentes condiciones que solo empeoran día tras día.

Para entender a esta novela, es necesario entender primero la época en que se escribió y segundo su autora.

La novela se publica durante 1957, estamos en plena Guerra Fría y el terror de que la Unión Soviética imponga su hegemonía es real. A diferencia de la actualidad en donde las teorías de izquierda vuelven a ser populares, en aquella época el miedo al comunismo era palpable.

De hecho Ayn Rand, fue una joven que salió de la Unión Sovietica y llegó a los Estados Unidos durante los primeros tiempos de la Revolución Bolchevique, lo cual debería bastarnos para entender las razones por las que se oponía tan radicalmente al comunismo y apoyaba con tal pasión al capitalismo.

A través de la ficción de esta novela, Rand nos transmite mucho de lo que ella vivió en carne propia, la escasez de productos, los parques industriales cerrando, la infinita burocracia, las largas colas para adquirir los bienes mas básicos; pero sobre todo la desaparición del talento humano. Y esta será en buena parte el eje en torno al que se moverá su novela.

Desde los primeros capítulos de La Rebelión de Atlas se nos plantea un misterio, la gente talentosa está desapareciendo, no se sabe a donde van, pero de pronto empresarios, técnicos, gerentes, etc. Comienzan a desaparecer por todas partes. La mano de obra capacitada, el obrero experimentado, todas aquellas personas de habilidad singular en sus respectivos trabajos, se desvanecen para nunca mas volver.

No me cabe ninguna duda que cualquier venezolano que haya vivido las últimas dos décadas en el país reconocerá de inmediato el patrón, pues es idéntico al que hemos vivido durante estos tiempos de “socialismo del siglo XXI” que en realidad no es mas que otra forma de nombrar al viejo colectivismo.

Ayn Rand retrata en La Rebelión de Atlas con absoluto detalle la forma en que la sociedad se va degenerando paulatinamente bajo el yugo de un estado plenipotenciario y sin ningún límite, la corrupción de sus oficiales, la desesperación de la población, la interminable madeja de mentiras en la que todo parece quedar en vuelto, y la impotencia de quienes intentan oponerse a esta tendencia.

Es lastimoso ver el empeño inhumano que la Taggart se impone a si misma para luchar contra aquella marea de corrupción mentiras y desesperación. Personalmente me pareció ver en ella el ideal de tanta gente buena que aquí en Venezuela se empeña todos los días en sacar el país hacia adelante mientras sus supuestos dirigentes no hacen mas que entorpecerlos (por no usar otra palabra mas soez).

Por supuesto en unos tiempos como los actuales, en donde los movimientos de izquierda son mas populares que nunca tanto en Latino América, Europa, y ¿por qué no admitirlo? El resto del mundo. Por lo que mucha gente se extrañará que yo me atreva a hacer un elogio de una obra que va tan en contra de la corriente.

Pero para una persona como yo no es difícil admitirlo, después de ver con mis propios ojos el desastre que ha ocurrido en Venezuela durante estos años. Lo admito, yo si soy pro capitalista, yo si creo en el libre mercado, en la libre empresa y me opongo a cualquier filosofía cuyo objetivo sea darle mas poder al estado. Y en efecto a través de este libro pudo entender mejor muchos conceptos que todavía me eran un tanto oscuros, y no acababa de entender.

Tampoco quiero decir que Atlas Shrugged sea la novela perfecta, no, tiene varios defectos, el principal a mi juicio es el problema del ritmo; me da la impresión que su autora tenía la intención de terminarlo mucho antes, pero por alguna razón decide extenderlo no una si no varias veces, no puedo mas que recordar cuando en las series de manga o anime deciden alargar la serie sin ninguna razón, y comienzan a meter personas y acontecimientos que fácilmente hubiesen podido quedar por fuera.

El personaje de Francisco D'Anconia era un interesante personaje secundario, ¿qué necesidad había de darle tanto protagonismo? Si bien su historia es buena, no puedo dejar de pensar que se parece demasiado a la de la propia Dagny y no creo que hubiese necesidad de dedicarle tanto espacio en el libro.

Y finalmente las escenas de sexo ¿qué necesidad había de colocar esas escenas de sexo allí? No lo entiendo. Acepto que el sexo forma parte de la vida normal de toda persona, pero convencionalmente dejamos esas cosas en privado; pero si algo no es esta novela es convencional. ¿50 Sombras de Gris? Esta también tiene algunas sombras…

Ahora la pregunta que muchos de ustedes se estarán haciendo es ¿debería leer esta novela? Pues como dije al principio es sumamente larga; si eres venezolano te la recomiendo encarecidamente, te permitirá entender lo que está pasando mucho mejor y te permitirá entender lo que viene a futuro (no será bonito). Si vives en otro país, quizá no te interese tanto, una alternativa es leer The Fountainhead que escribió antes y es mas corta.

Personalmente pienso que el tiempo que invertí en leer La Rebelión de Atlas estuvo bien invertido, es una novela con una enorme variedad de matices, personajes, acontecimientos y se sale de lo que estamos acostumbrados a leer en muchas formas.

 

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos