Mice

En una investigación publicada en Noviembre de este año en Nature, los Doctores Brian G Dias y Kerry J Ressler, apuntan a una interesante posibilidad, que nuestras memorias podrían ser transmitidas a otras generaciones.

En este estudio se tomó a un grupo de ratones y los condicionaron para que le tuvieran aversión al olor de la flor del cerezo. Posteriormente realizaron pruebas a los hijo y nietos de esos ratones y en efecto descubrieron que sin haber sido condicionadas, estas nuevas generaciones también demostraban aversión a este mismo olor.

Es decir que hasta los nietos continuaban teniendo las mismas memoria de los abuelos.

Este estudio abre las puertas a un montón de preguntas, ¿qué otro tipo de memorias son transmitidas de esta manera? ¿Qué tan fuertes son estas memorias heredadas? Y sobre todo ¿qué consecuencias traerá este conocimiento a nuestro futuro?

Mas información:

Nature

BBC

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos