kickstarter-doublefine

Cuando cerraron MegaUpload, hubo mucha indignación y se habló del Marzo Negro, se hablo de sabotear a la industria del entretenimiento, de no consumir lo que las grandes productoras producen etc.

Y si nos ponemos a pensar, en aquellos momentos, “la industria” demostró que le interesa poco cualquier cosa que no sea hacer dinero. Y es natural; Hollywood, las productoras de televisión, las creadoras de videojuegos, etc. No fueron creadas para complacer a nadie, fueron creadas para hacer dinero, y eso es lo que hacen y lo hacen muy bien.

La cuestión es entonces preguntarnos ¿qué hace dinero? Otra temporada de Jersey Shore, Transformers 5, y Fifa 2013…

Disparos al suelo, apuestas seguras. Eso es lo que quiere la industria del entretenimiento. Pero ¿donde nos deja eso a nosotros? Los “extraños” quienes ansiamos ver una nueva serie de Star Trek en televisión, los que queremos ver una película de Ciencia Ficción dura, los que disfrutamos con un complejo juego de estrategia. Ese tipo de cosas ¿hacen dinero? ¿Quien convence a la industria?

Allí es donde entra en acción KickStarter y todo el fenómeno de CrowdFunding:

double-fine-adventure

El Caso de Double Fine:

¿Quien juega Aventuras Gráficas? ¡Nadie! Eso es lo que hubiese respondido si me hubieses preguntado unos meses atrás, se suponía que era un género que estaba muerto. Pues no podía estar mas equivocado, resulta que Tim Schafer y su equipo demostraron que había una enorme comunidad de gente ansiosa por un juego de este tipo. Gente dispuesta a pagar dinero de su propio bolsillo por Double Fine, un juego que todavía no existe.

Fueron mas de tres millones de dólares en donaciones, OJO donaciones, no se trata de inversiones, esas personas están dispuestas a dar su dinero solo para ver que ese juego exista.

Pero lo mejor no fue eso, lo mejor es que el enorme éxito de Double Fine ha generado que muchos otros desarrolladores también hagan uso de esta herramienta y que muchas personas les respalden con resultados sorprendentes.

El caso Wasteland 2 y Shadowrun, son dos ejemplos de dos juegos que las grandes productoras de videojuegos JAMAS se hubiesen animado siquiera a considerar y que los fans han vuelto posible gracias a KickStarter.

Wasteland 2

Crowdfunding Internacional y en Español

El lado malo de KickStarter es que solo funciona para quienes tienen una cuenta en bancaria en Estados Unidos (aunque eso podría cambiar a finales de año). Pero afortunadamente hay muchas alternativas internacionales para KickStarter, Yo por ejemplo he utilizado en varias ocasiones a Indie GOGO. Pero para quienes hablamos español, ya existe también una alternativa, se llama Lanzanos.

Pero me da un dolor ver lo subutilizado que está, realmente veo muy pocos proyectos en acción, yo pienso que si durante años los Frikis/Geeks de habla hispana, o como quiera que nos denominemos, hemos estado insatisfechos con las series, películas y videojuegos que llegan a nuestras tierras, nos hemos quejado de las dificultades que tenemos para crear nuestras propias historias, cómics, juegos, etc. ¡Esta es la oportunidad! ¿Los que hablamos español somos menos creativos? ¿Somos menos ingeniosos? No lo creo.

Los invito entonces a que hagamos uso de estas herramientas, estoy seguro que no soy el único que quiere ver nuevos juegos, películas, libros, cómics, etc. En Nuestro idioma y cuenten con La Cueva del Lobo para darse a conocer 🙂

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos