Amigos invisibles, bienvenidos una vez mas a otro post de La Cueva del Lobo, el blog de la gente decente, seria y bien educada de la Internet.
En las relaciones humanas, siempre han existido normas de etiqueta para comportarnos con corrección y categoría.
En estos tiempos modernos que corren, en donde todo cambia de forma tan radicalmente rápida, no debemos olvidar las buenas maneras, recordemos que es nuestro comportamiento el que nos diferencia de los salvajes y las bestias.

Durante un reciente fin de semana, me ocurrió un desafortunado accidente; asistí a una cordial reunión a la que fui invitado con cierto apresuramiento y poca antelación, pero sin embargo tuve el buen cuidado de preparar mi PenDrive, ah, la inocencia; con la esperanza de intercambiar datos con mis pares, sin embargo la realidad fue mucho mas cruel y al regresar a mi casa me encontré con el PenDrive vació y desolado, igual que mi alma…

Reflexionando en las infortunadas coincidencias que conspiraron para desembocarme en tan singular y desdichada situación, me decidí a crear una serie de sencillas normas que servirán para que en lo futuro, la utilización del PenDrive y todos los otros dispositivos de almacenamiento masivo de información portatiles (DAMIP) sea mucho mas gratificante para todos.

Regla número uno, Prepárate
¿Vas a encontrarte con un grupo de amigos? ¿Son todos admiradores de Jack Sparrow? Entonces prepárate con antelación, comunícate con ellos, la comunicación es la base de una buena relación, entérate bien, de los datos que tu tienes en tu computadora ¿cuales les interesan a ellos? infórmate igualmente ¿qué información poseen ellos en sus computadoras que te interese a ti?
Poseyendo esos detalles puedes cargar tu PenDrive con los datos requeridos por tus amigos e igualmente puedes solicitarle a ellos los archivos que mas te interesan.

Regla número dos, Nunca olvides el antivirus
Parece una acción fútil, pues después de todo los archivos están en nuestra computadora y seguramente el antivirus ya los habrá analizado en multitud de ocasiones, sin embargo es mejor prevenir que lamentar.

Regla número tres, Comienza temprano
En esta era de alta velocidad, con frecuencia olvidamos que al igual que el intercambio de información se ha vuelto cada vez mas rápido, igualmente ha aumentado el tamaño de los archivos, así que es muy buena idea que comiencen el intercambio de archivos lo mas pronto posible, es decir, después de los saludos y los comentarios iniciales puedes señalar tu PenDrive de modo que tu anfitrión comprenda que es el momento de iniciar el intercambio. Si tu eres el anfitrión sugiere a tus invitados comenzar temprano.

Regla número cuatro, la tapita
Cada quien es responsable por su tapita, cuando le pases tu PenDrive a tu compañero, asegúrate de guardar tu propia tapita a buen recaudo, así evitarás terribles y angustiantes momentos.

Regla número cinco, al llegar a casa
Analiza tus nuevos archivos con el antivirus, si detectas algún software malintencionado, no te angusties, con frecuencia sucede, elimina la amenaza y revisa que tus archivos funcionen correctamente.

Consideraciones finales
En esta época de grandes anchos de banda y enormes discos duros, nosotros, los mas dignos herederos de Barbaroja, Barbanegra y Morgan, debemos organizarnos para obtener los mejores beneficios y ganancias, entérate ¿qué archivos están “obteniendo” tus amigos? y organízate para no repetir los mismos archivos.

Me despido así amigos no sin antes invitarlos a nuestro próximo post: “Petulancia al blogear, como perder mas lectores cada día”

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos