Justicia Auxiliar de Ann Leckie es la primera novela de una trilogía de Space Opera que nos cuenta la historia de “Justicia de Toren” Un colosal crucero espacial que forma parte del Imperio Radch. Pero además de ser una nave espacial, Justicia de Toren también comparte su inteligencia artificial con sus “Auxiliares” una suerte de tecno-zombies que se crean a partir de los cadáveres de las pasadas conquistas del imperio.

Esto crea un interesante efecto narrativo pues la protagonista puede estar en varios lugares a la vez. Observando desde la órbita al tiempo que murmura al oído de su teniente en la superficie del planeta.

Sin embargo Justicia Auxiliar es una novela MUY lenta. Me recordó mucho a esos anime que me suelen recomendar y me dicen algo como: “Te recomiendo mucho el anime X o Y, pero tienes que tenerle paciencia, porque solo se pone bueno a partir del capítulo 40. ¡Pero es buenísimo!” Algo así…

Justicia Auxiliar ganó todos los premios

Pero si la novela era tan lenta, ¿por qué la leíste? Se estarán preguntando.

Pues por curiosidad. este libro se ganó todos los premios más importantes de la Ciencia Ficción. El Hugo, el Nebula, el Clarke, el Locus, el BSFA y otros. Y los que no ganó al menos la nominaron. Por si fuera poco hasta se ha hablado de una adaptación a la televisión de parte de la Fox (pero ya sabemos lo lento que se mueven esas cosas).

Además está catalogada como Space Opera y con esa sinopsis sobre cruceros espaciales y soldados, pensé que era Ciencia Ficción militar. Pero aunque posee elementos tanto de Space Opera y C. F. Militar lo cierto es que es muy distinta a lo que estamos acostumbrados.

Así que lo fui leyendo lentamente, muy lentamente porque el ritmo al comienzo es malo, muy malo. Un soldado que tararea una canción en una esquina, un pueblo en un pantano, un sacerdote caprichoso, una pareja que toma un té, un vagabundo drogado, etc. Ese es más o menos el tono del libro como hasta el capítulo ocho, en una novela de 23 capítulos, es decir que durante la primera tercera parte de la historia ocurre muy poco.

Pero luego lentamente la historia va agarrando ritmo y se van desvelando los enredos y misterios de la trama.

El Universo y los personajes de Justicia Auxiliar

La historia ocurre en un muy lejano futuro en donde la humanidad se ha extendido por las estrellas a lo largo y a lo ancho. Entre los humanos hace milenios han surgido los Radchaai, un imperio continuamente en expansión. Nuestra protagonista Justicia de Toren es un enorme crucero interestelar que ha servido al imperio por centurias.

Cuando la historia arranca Justicia de Toren está estacionada en la órbita del planeta Shis’urna tras las últimas etapas de una anexación que ocurrió años atrás. La población se está adaptando a su nuevo estatus como ciudadanos del Imperio Radch, y aunque en la superficie todo aparenta ser normal. En las profundidades hay algo que está fundamentalmente mal…

 

Tengo amigos que se quejaron de los varios preludios de El Señor de los Anillos; no me quiero ni imaginar lo que dirían de lo mucho que se tarda esta novela en arrancar.

No obstante a pesar de comenzar de forma muy lenta. Demasiado lenta. Cuando finalmente ha tomado buen ritmo, las cosas se vuelven realmente muy interesantes.

¿Vale la pena tener paciencia con Justicia Auxiliar?

Pues depende mucho. Se me antoja una novela muy femenina. Sí hay momentos de acción muy puntuales, pero mayormente los conflictos se resuelven con conversaciones, interesantes y largas conversaciones. El que esté buscando batallas espaciales y héroes musculosos blandiendo rifles de plasma se va a llevar una sorpresa.

Más que todo es un libro en donde hay una serie de misterios que se van descubriendo a medida que vamos comprendiendo la complejidad del mundo que ha creado Leckie.

Está lejos de ser un libro perfecto, por ejemplo las motivaciones de la protagonista para realizar ciertas acciones, a aparición fortuita de algunos personajes, etc. Pero son detalles.

El gran triunfo dela autora es haber conseguido armar este complejo universo y conseguir poner a su protagonista en el centro.

Los fanáticos de Justicia Auxiliar alaban la novela por su tratamiento del género. Verán, en el lenguaje de los Radchaai, hay poca distinción entre masculino y femenino. Esto ha llamado mucho la atención a los lectores de habla inglesa. Pero en mi caso que tengo años leyendo a esos mismo anglo parlantes escribir sin usar “El,” “La,” “Los,” “Las,” y donde todo lo que se les atraviesa es “The.” Pues sinceramente no lo vi tan innovador. El concepto de los múltiples cuerpos para una sola mente tampoco me pareció tan novedoso. Lo curioso es la forma en que la autora lo utiliza como un recurso narrativo pues Justicia de Toren narra en primera persona, pero al mismo tiempo dado su cuasi omnisciencia es como un narrador que lo sabe CASI todo.

Lo que espero es que la historia no pierda el buen ritmo que lleva pues tengo pensado continuar la lectura de esta trilogía. Si el ritmo se mantiene, entonces esta historia promete.

Otras reseñas

Si desean leer reseñas alternativas los invito a que revisen:

‘Justicia Auxiliar’, apasionante y monumental novela

Y

‘Justicia auxiliar’ de Ann Leckie, el problema de las expectativas incumplidas

¿Alguno de ustedes ha tenido oportunidad de disfrutar de este libro?

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos