GANDAHAR portada

Gandahar, es el título de una película de animación Franco-Koreana, con una ambientación de Ciencia Ficción – Fantasía que nos narra la invasión del mundo de Gandahar por un ejercito de “Hombres de Metal.”

La película dirigida por Rene Laloux, está basada en la historia original de Jean Pierre Adrevon e Isaac Asimov fue el encargado de revisar la traducción al inglés.

A continuación una pequeña reseña en dos partes, con y sin spoilers 😉

Sin Spoilers, esta parte de la reseña puedes leerla sin temor a que te dañen las sorpresas de la trama.

Gandahar Hombres de Metal

El Arte y la Animación

Es visiblemente notable que los artista de Gandahar procuraron diferenciarse de los clichés de la animación americana y japonesa, las imágenes, las formas y el uso de los colores es muy distinto a lo que se acostumbraba en las obras de animación de la época.

Mientras veía la película con frecuencia tenía que detenerla para detallar lo que estaba viendo, pues es tan diferente a lo que estoy acostumbrado que en ocasiones no entendía que era lo que estaba viendo. Ni siquiera se puede saber si realmente los protagonistas de la historia son humanos, ciertamente parecen humanos, pero hay sutiles diferencias en ocasiones en el cabello, o en las orejas. Y ni decir de otros personajes o de los animales y demás seres que pueblan este planeta.

También me llama la atención que al contrario de la pacata animación a la que estamos acostumbrados, en Gandahar no temen mostrarnos la belleza del cuerpo femenino en toda su gloria, y aunque no vemos ninguna escena de sexo explicito, es evidente que al menos en una ocasión los protagonistas hacen el amor.

Gandahar destaca por la calidad y la originalidad del arte aún a pesar de tener mas de 20 años, la animación da la sensación de ser un poco demasiado lenta, demasiado suave; pero no sabría decir si esto es una característica heredada de la historia.

Gandahar Auriele

 

La Historia

En el planeta Gandahar habita una civilización que no ha conocido la guerra ni la violencia por muchos años y parecen vivir en total armonía con la naturaleza.

Pero el planeta es invadido por un ejercito de hombres de metal quienes arrasan con todo a su paso sin que aparentemente nadie pueda oponerles resistencia.

Pero allí donde la animación destaca por sus diferencias, la historia falla por caer en ocasiones en clichés demasiado conocidos o por una terrible falta de acción. Falta un momento de dramatismo verdadero, los protagonistas parecen tener demasiada suerte, las dificultades parece que se les resuelven solas, todo se lo sirven en bandeja de plata.

Es una historia en donde priman la diplomacia y el diálogo y las escenas de acción o de dramatismo quedan relegadas a un plano secundario. La historia es tan pasiva que podría decir que son muy pocos los momentos en que los personajes se ven corriendo o en apuros de alguna clase, parece que siempre tienen la suficiente calma para llegar caminando a todas partes, o volar suavemente en alguna criatura tecno-mágica, no parece haber problema en detenerse un rato a comer o incluso hacer el amor un rato si es lo que les place en el momento.

El guión en general parece ser apenas un vehículo para que los artistas de animación consigan mostrarnos los diferentes aspectos de este mundo sorprendente.

Conclusión

Gandahar los años luz es una animación interesante, mas no entretenida, los amantes de la animación y del arte de ciencia ficción y fantasía se darán un banquete con los hermosos paisajes de Gandahar y las bestias y pobladores que los pueblan, pero no esperen quedarse maravillados por la historia.

Gandahar, los años luz es una producción de 1988 y es muy difícil de conseguir, sin embargo aquellos que deseen darle un ojo pueden acudir al fantástico blog A-Z comics.

Con Spoilers, esta parte de la reseña está pensada para aquellos que ya vieron la película y no tienen problemas con que les dañen las sorpresas.

Gandahar Introduccion

Detalles Curiosos

Me llama la atención que muestran a la gente de Jasper como rechazando la tecnología mecánica y abrazando la tecnología biológica, sin embargo en una ocasión u otra podemos observar como sí utilizan algunos aparatos mecánicos.

La gente de Gandahar y especialmente los de Jasper parecen estar felices haciendo trabajos manuales por ellos mismos sin ayudas de máquinas, viven en una suerte de utopía biológica, pero al mismo tiempo viven en el atraso, una suerte de bendita ignorancia.

Esta visión se refuerza cuando después Sylvain descubre a los Deformes, las sobras de los experimentos del pasado de Jasper, ¿por qué razón se ocultan? ¿Para no afearle el paisaje a los Jasperinos? Es extraño.

Pero lo mas curioso es que el enemigo, quien dirige los ejércitos de hombres de metal es precisamente un gigantesco cerebro…

¿Hay un simbolismo aquí? ¿Está intentando rechazar la búsqueda del conocimiento? ¿La revolución industrial? ¿En serio? ¿En esta época?

Pues no sé ¿qué opinan ustedes? 🙂

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos