Free to Play es un documental que narra la odisea de tres jugadores diferentes que compiten en el torneo mas importante del famoso videojuego DOTA 2.

Voy a ser sincero en un principio pensé, esta película es una artimaña publicitaria de Valve para promocionar su juego; sin embargo sabía que tenía que verla porque me gusta el cine y me gustan los videojuegos, y esta película tiene ambas cosas. Así que intenté bajarla directo por Steam hasta que vi el tamaño de la descarga y me asusté, pero anoche vi que estaba en YouTube y allí sí me animé a verla aunque sabía que sería con una calidad muy inferior.

Para mi sorpresa Free to Play es una película muy superior a lo que yo esperaba y consiguió que me identificara con las vidas de estos jóvenes jugadores y sus esfuerzos por conseguir reconocimiento en un mundo que continúa creyendo en el estigma de los videojuegos.

Pienso que esta película, Free to Play, toca muchas cuerdas delicadas entre la comunidad de Gamers en general, no solo los jugadores de DOTA, cuando uno de los protagonistas dice, “lo único que quiero es jugar videojuegos y que me paguen por ello” yo pensé, ¿no es ese el sueño de todos nosotros? ¿Que nos paguen por hacer lo que nos gusta? Bien sea jugar videojuegos, escribir, dibujar, cantar, etc. ¿No es ese el sueño de todo el mundo?

Free to Play Hyhy

Pero la cuestión es ¿cuantos de nosotros estamos dispuestos a realizar los sacrificios necesarios para conseguir ese sueño?

Durante la película nos presentan a tres protagonistas, Hyhy, Dendi y Fear, los tres tuvieron que enfrentarse a el rechazo de sus familias hacia los videojuegos incluso cuando ya eran estrellas reconocidas de los eSports y ya estaban ganando dinero mientras jugaban videojuegos.

Eso te permite entender hasta donde ha penetrado ese estigma de que los videojuegos son malos, de que los videojuegos son dañinos, de que los videojuegos son infantiles, etc. etc. etc.

Free to Play FEAR

Pero Free to Play también muestra como eso ya está comenzando a cambiar, la industria de los videojuegos se está convirtiendo poco a poco en una industria del entretenimiento tanto o mas importante que el cine, las cantidades de dinero que se mueven son enormes, y el público solo crece día a día.

Free to Play nos muestra las dificultades que implica ser un gamer profesional en nuestros días, pero también como todo está cambiando para mejor.

Esta película hace un muy buen trabajo presentándonos a estos tres jugadores, demostrando las dificultades y éxitos que han tenido en su carrera como gamers; sin embargo hay un grupo de jugadores, los Chinos de EHome quienes a mi juicio el documental los pone como los villanos, como los soberbios, como los apartados, y me pregunto, ¿cuanto de eso será real? y ¿cuanto vendrá de las dificultades de comunicarse con ellos a causa del idioma y la cultura?

Me hubiese gustado que el documental también hubiese presentado al menos un jugador de ese equipo para conocerlo con la profundidad que conocimos a los otros tres.

Otro detalle que me parece que falló en Free to Play es que no se menciona lo suficiente al DOTA original, si vas a hacer todo un documental sobre un juego llamado DOTA 2, ¿no es indispensable que expliques mejor de donde salió? Durante 2011, el año en que se filmó este documental, DOTA 2 era un juego relativamente nuevo ¿qué se supone que jugaban estos chicos antes? ¿Ninguno de ellos jugó DOTA? ¿Ninguno probó LOL? Evidentemente debe haber un montón de problemas con las licencias, y evidentemente también hay algo del aspecto publicitario en la película. Pero creo que en ese aspecto quedó incompleta.

Free to Play Dendi

El otro día estábamos reunidos unos amigos y nos quejábamos del hecho de que ya estábamos en 2014 y no habíamos visto al hombre poner un pie en Marte mientras que nuestros padres vieron al hombre en la Luna durante su juventud o su infancia. Pero entonces, Chris el mas joven de nosotros dijo algo importante: “Pero al menos nos ha tocado vivir la revolución de los videojuegos” y si te pones a pensar no hay punto de comparación entre la conquista del espacio y los videojuegos, pero igualmente que maravilloso ha sido ¿no? El universo de los videojuegos ha crecido tanto, hemos tenido unas experiencias tan fantásticas sentados frente a nuestras pantallas, experiencias tanto o mas maravillosas que las que nos puede dar un gran libro o una gran película.

Pero creo que lo mas importante que saco de Free to Play es la esperanza en el futuro, cuando los deportes electrónicos sean tanto o mas importantes que el futbol y el basket, cuando los gamers mas famosos estén a la altura de estrellas de cine, y cuando los videojuegos hayan evolucionado en una forma de entretenimiento que hoy solo podemos soñar.

En conclusión Free to Play es una película indispensable para todos aquellos que amamos los videojuegos.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos