Hoy hace diez años un muchacho comenzó un pequeño blog para escribir de todas las cosas que le gustaban…

Y no ha parado de escribir desde entonces.

Mucha agua ha pasado bajo el puente. Casi parece mentira que ha transcurrido tanto tiempo. Pero no es mentira, se fue haciendo poco a poco, paso a paso, lentamente, pero con constancia. Esa es la palabra clave, constancia.

El muchacho que comenzó este blog hace diez años era una persona tan diferente de quien soy ahora. Pero todavía comparto muchos de aquellos sueños. Y este blog era uno de eso sueños.

No voy a decir que he conseguido todo lo que anhelaba, este es un proyecto cuyas metas se están renovando constantemente. Pero sí diré que me siento orgulloso de a donde ha llegado este blog. No estoy completamente satisfecho, siempre tengo un nuevo objetivo. Pero sí me ha llenado de grandes satisfacciones.

Y todos esos logros son gracias a ustedes, mis lectores, la comunidad de personas que comenta, que pone un “me gusta” en facebook, que nos obsequia un “retweet” y se acuerda de volver regularmente al blog para saber ¿qué hay de nuevo? A todos ustedes gracias.

Agradecimientos muy especiales para los amigos que colaboran regularmente por aquí. Guillermo Moreno, Eduardo Romero, Ermanno Fiorucci, Joseín Moros, Sergio Aguilera, David Malagon, Dan Aragonz, y tantos otros que con frecuencia nos regalan una porción de su tiempo para dedicarnos unas letras para que todos las disfrutemos por aquí por el blog. Muchas gracias a todos ustedes.

¡Que lejos hemos llegado amigos! Gracias por acompañarme en este trayecto.

Lobos en Cueva

¿Cómo se salvó La Cueva del Lobo?

¿Se salvó de qué? Preguntarán algunos, pero lo cierto es que hace poco pasé unos tiempos difíciles con el blog. Admito que incluso consideré venderlo.

¿Por qué? Pues porque me estaba causando gastos que no podía costear. Ahora que el blog tiene su propio hosting y su propia dirección, está generando gastos continuamente, y con un blog de este tamaño, no es económico.

Afortunadamente las cosas se han ido resolviendo, ¿cómo? Pues gracias a algunos de los lectores del blog quienes se toman la molestia de pasar a través de nuestros enlaces, cuando van a comprar en Amazon. ¿Por qué digo que se toman la molestia? Porque lo que compran no tiene ninguna relación con lo que publicito por aquí, son personas que compraron zapatos, libros de programación, y hasta maquinaria pesada, imagínense ustedes, ninguna relación con los temas habituales del blog.

Muchas gracias también a todos ustedes, no sé quienes son, no sé si son muchos o si es una sola persona, pero gracias por acordarse de este humilde sitio web, y decidir tomar ese paso adicional antes de hacer sus compras. Muchas gracias.

Espero que también se acuerden de pasar por aquí durante el próximo Black Friday o el Ciber Monday, se los agradeceré mucho también.

Futuristic Wolf

¿Qué nos espera en el futuro?

Como dije antes, tengo muchos proyectos, quiero aumentar la cantidad de artículos de calidad que se publican en el blog, deseo organizarme mejor con un calendario editorial mas serio, que los lectores tengan mas claro lo que se van a encontrar a futuro en el blog. No quiero eliminar el aspecto sorpresivo, y aleatorio del blog. Pero necesito mas orden, no solo para el beneficio de los lectores, si no también para mi mismo.

Quiero que haya una nueva edición del Concurso de Relatos, me choca que hayamos tenido esta interrupción durante este año. Hubiese sido tan genial haber celebrado diez años y al mismo tiempo siete años de Concurso ininterrumpidos…

Pero bueno, no se pudo, espero que el próximo año sí se pueda.

Quiero organizar un boletín de correo bonito y atractivo que sea menos impersonal que el que tenemos ahora, y que cumpla con el trabajo de avisarle a los lectores que hay nuevo contenido.

Finalmente creo que mi principal meta debe ser la de crear una comunidad, un sitio donde los lectores del blog puedan también expresarse, conocerse entre si y hacer nuevos amigos, comentar el contenido del blog, compartir ideas y sugerencias, etc.

Lo he intentado en otras ocasiones con moderado éxito, pero nunca ha sido lo que yo esperaba. Tengo que planear la forma de hacerlo mejor, parece fácil, pero no lo es. Estamos demasiado acostumbrados a ser lectores silenciosos, y el estimulo para romper ese silencio tiene que ser muy bueno.

Pero para cumplir todos esos objetivos necesito tiempo, y preparación, y eso no lo puedo conseguir mientras siga ocupado en el “¡¿qué voy a escribir hoy?! de cada día. Así que me voy a tomar unas vacaciones, en Diciembre…

Y comienzo a avisar desde ahora…

Es una recomendación que varios de ustedes me han dado, y les voy a hacer caso. Creo que en estos diez años del blog son bastante pocas las vacaciones que me he tomado, casi todas obligado cuando se me ha dañado la PC o cuando me he quedado sin Internet por una razón o por otra.

Pero creo que va siendo hora de tomarme un tiempo, dar un paso a un lado y mirar las cosas desde una perspectiva mas calmada. Para descansar y organizar las ideas en mi cabeza.

Pero no se preocupen que ya les prepararé algo para mantenerlos entretenidos durante Diciembre, y dudo que pueda mantenerme completamente apartado del teclado todo el mes. Además estoy seguro que los otros colaboradores de La Cueva también se inventarán algo esos días.

Me despido por ahora agradeciendo a todos nuevamente por su apoyo durante todos estos años.

De verdad, muchas gracias amigos. Espero poder continuar cumpliendo con sus expectativas.

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos