Así es mis amigos, en este día acabo de dejar atrás “la veintena” esos irresponsables 20 años que median de los 13 a los 33.

No conozco a la mitad de ustedes, ni la mitad de lo que querría, y lo que yo querría es menos de la mitad de lo que la mitad de ustedes merece.

El camino sigue y sigue
desde la puerta
El camino ha ido muy lejos
y si es posible he de seguirlo
recorriéndolo con pié decidido
hasta llegar a un camino más ancho
donde se encuentran senderos y cursos.
¿Y de ahí adónde iré? No podría decirlo.

Mucha gracia.

P.D.

Ni se les ocurra enviarme un anillo de regalo 😉

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos