Dentro de poco se estranará la película 50 Sombras Más Oscuras, la segunda parte en la saga de las 50 Sombras de Gris. A pesar de las criticas que han recibido tanto las novelas como la primera película, estas han disfrutado de un éxito colosal.

Es curioso pensar que en una época donde se critica a artistas como Frank Cho por poner a la Mujer Araña en una pose sugerente, o se obliga a Blizzard a cambiar la pose de Tracer, el personaje de Overwatch por ser demasiado sugerente. Al mismo tiempo una película sobre una mujer en una relación Sumisa-Dominante, tiene un éxito tan tremendo.

Pero más curioso aún es que después de la revolución sexual en los años 60 hayamos regresado a discutir estos temas que parecían agua pasada.

La Pildora y La Revolución Sexual

El desarrollo de la pildora anticonceptiva supuso un cambio radical en el funcionamiento de nuestra sociedad. La mujer ya no estaba condenada a vivir una vida de castidad, limitando su sexualidad al matrimonio y nada más.

Los años 60 entonces vieron el “destape” de la revolución sexual, la mini-falda, el bikini, los estudios de Kinsey, Master y Johnson y el despegue del feminismo comi nunca antes. Ahora la mujer era libre para hacer cuanto quisiera.

Y a pesar de eso, aquí estamos más de 50 años después discutiendo sobre poses, traseros, y lo que es feminista y no es feminista…

¿Qué pasó?

El Sida

Entre entonces y ahora ocurre la llamada epidemia del Sida, o lo que ahora hemos llamado el VIH.

Una epidemia que se suponía diezmaría a la población. Pero cuyas consecuencias se redujeron gracias a varios cambios en el comportamiento sexual de la población. En primer lugar un uso más generalizado de ls preservativos, y luego un resurgimiento de las relaciones monogámicas.

Junto a esto por supuesto los grupos religiosos y promotores de “la moral y las buenas costumbres” establecieron nuevos límites sobre que era bueno y lo que era malo.

Curiosamente los grupos feministas que antes promovían el erotismo, la sexualidad y la liberación de la mujer en la cama. Ahora critican la “objetificación” de la mujer y se “disparan” cuando se les pone en situaciones o poses “demasiado” eróticas. ¿Quien decida cuando algo es demasiado?

Pero debemos dar un paso atrás y preguntarnos, ¿como habrían evolucionado los movimientos feministas si durante la epidemia del HIV no cambian radicalmente su posición?

Supongamos que los movimientos feministas hubiesen continuado predicando la libertad sexual durante todos estos años ¿Cuantos de sus miembros habrían sobrevivido?

El Extraño Ciclo de la Moral

¿Es la primera vez que algo así ocurre? ¿Qué nos dice la historia sobre la vida en la Grecia Clásica? ¿Cómo vivían su sexualidad Aristóteles y Sócrates? ¿Cual era la orientación sexual de Alejandro?

¿Cuales eran las ideas sobre moral y sexualidad de la gente en la Babilonia de Ammurabbi? ¿Cual era la opinión sobre la sexualidad de los vikingos?

Con frecuencia nos dicen que la prostitución es “el oficio más viejo del mundo” pero ¿cómo hacían esas mujeres en aquella época para no salir embarazadas con su primer cliente? ¿Acaso tenían metodos anticonceptivos antes del surgimiento de la Pildora?

Tenemos la equivocada idea de que en “nuestros tiempos” tenemos una “moral avanzada” o “moral moderna”. Pensamos que nuestra visión de la sexualidad será cada vez más liberada y que quizá en un futuro no muy lejano la gente caminará desnuda por las calles y tendrá sexo en los bancos de los parques.

Pero yo creo que no. Pienso que hay un ciclo donde la moral fluye, durante una época está bien visto que la gente disfrute su sexualidad a su gusto, pero luego algo ocurre y hace que la mentalidad de la gente cambie.

En nuestro caso pienso que ocurrió por la epidemia del Sida, pero ¿siempre será así?

Se dice que pronto aparecerá una cura económica para el HIV, ¿veremos entonces una explosión de la sexualidad nuevamente como en los años 60? O por el contrario ¿veremos extenderse las críticas desde las poses muy eróticas a otros comportamientos? No te vistas así, no te maquilles de tal o cual modo, no digas tales o cuales cosas.

Pero sobre todo recuerden, una persona decente no piensa en esas cosas…

Yrecuerda que si estás buscando ver Cincuenta Sombras Más Oscura Online, puedes hacerlo en Películasgram.

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos