harrypotter2

 

4 Día del Reto de Los 30 Libros, Hoy toca “Uno que le gusta a todos menos a usted”, por lo tanto voy a hablarles de un libro que NO me gusta, lo que es un poco extraño. En este blog siempre he tenido la filosofía, que hay demasiadas cosas buenas que necesitan promoción, como para centrarme en lo malo, ¿por qué perder tiempo y esfuerzo criticando un mal libro, una mala película, un mal cómic o un mal videojuego, etc. Cuando hay tantos y tantos libros películas, cómics, videojuegos, etc. que sí valen la pena? Pero bueno, para cumplir con el reto, vamos a criticar a Harry Potter.

Los libros de la saga de Harry Potter por la autora J. K. Rowling son ideales, pues han traído a una enorme cantidad de gente que antes no leía, al mundo de la literatura. Todavía recuerdo a una jovencita que atendía un ciber café aquí en Barquisimeto, quien escuchaba Reagaetton y a Ricardo Arjona, mientras al mismo tiempo, lloraba porque habían matado a Dumbledore… Ante eso tengo que quitarme el sombrero, pues conseguir que una persona de ese nivel cultural se anime a leer una serie de libros OJO no es que se leen UN libro, NO, se leen UNA SERIE DE LIBROS, eso es épico.

Lamentablemente a mi no me gustó. ¿Por qué no me gustó? Es difícil de explicarlo, de justificarlo, en primer lugar pienso que se trata de los DEUS EX MACHINA, es decir ese montón de soluciones espectaculares que salen de la nada.

Por ejemplo, Hermione, necesita abrir una puerta, ¿qué hacemos? “Alojomora” ¡Puff! La puerta está abierta. ¿Divertido no? Pero si te pones a pensarlo… Si una niña de primaria, puede mover una varita mágica y hacer alojomora y abrir una puerta… ¿cual es el sentido de poner cerraduras en las puertas?

Harry se encuentra en desgracia, está a punto de morir, su vida está en un hilo, ¡No hay nada que hacer! ¡Puff! El Fenix de Dumbledore… ¿No podía haber ayudado media hora antes?

¿Quien es el malvado hechicero que está infiltrado en Hogwarts? ¿Quien? ¿Quien? ¿Quien? Scabbers, la rata de Ron…

La Varita de Harry Potter es especial, tiene su propio temperamento y tiene similitudes con la de Voldemort, ¿se supone que eso es algo positivo? ¿Por qué un mago querría una varita así?

Ya sé lo que están pensando ¡Hey! Es un mundo mágico, la magia es así, etc. etc. etc.

Pero de verdad ¿que tanto sentido tiene ese mundo mágico? Así como en esta ocasión se trata de la rata de Ron, la próxima vez podría ser una garrapata de la rata de Ron, o un microbio en la garrapata de la rata de Ron ¿no? ¡Es magia! ¿o no?

O mejor aún ¿quien es el asesino? Pues un hombre invisible e intangible que podía estar en donde al autor le hubiese provocado y que solo apareciese cuando al autor le provocara ¿no? ¡Es magia! ¿o no?

Pero tiene que haber algo mas para que yo tenga esta aversión hacia Harry Potter, fíjense ustedes, hay otra serie de libros, “Elric de Melniboné” de Michael Moorcock que también podrían calificarse como una colección de Deus Ex Machina, en estos libros, siempre nos encontramos con el pobre y desgraciado Elric a la merced de sus enemigos, en el punto de no regreso, cuando la muerte está a punto de posar sus garras sobre él y ¡de pronto! Elric recuerda un hechizo… y ¡puff! Problema resuelto. Deus Ex Machina ¿no? Y sin embargo a mi me gusta Elric y no me gusta Harry; ¿por qué?

La respuesta, pienso que radica en que Moorcock consigue convencerme de su mundo, la magia es algo especial, sale mal, tiene un precio, mientras que en los libros de la Rowling, la magia es un juego de niños que con un par de ensayos saldrá bien. Eso no consigue “suspender la incredulidad” para mi.

Así que ahora me imagino que vendrá la inundación de críticas con este post, pues…

Come at me bro

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos