El fin de semana que pasó, me reuní nuevamente con mi amigo Walter Manzi, y jugamos varias partidas de Yu-Gi-Oh.
Yo lo había visto un rato durante la semana y tuvimos un par de duelos en donde me aplastó claramente.
Claro que ningún mazo se puede probar con un par de batallas, así que pasé el resto de la semana asustado y sudando frío, pero por supuesto planeando mi terrible venganza.
Mi opción era clara, especializarme. Mi mazo anterior, era demasiado amplio y demasiado defensivo, como les conté, el objetivo principal de esa baraja era el control, montones de monstruos flip para que el oponente pierda sus invocaciones, muchas trampas para que el contrario no pueda utilizar magia, y muchas cartas que me permiten buscar en el mazo.
Pero tengo tenía cartas de este tipo que al final son pocas las cartas realmente ofensivas.

Heroes Elementales
Así que me inventé un nuevo mazo desde cero, y bastante especializado, basado en torno a los héroes elementales, este conjunto de monstruos está conformado por una serie de guerreros sin demasiadas pretensiones, con ataques que van desde los 800 hasta los 1800, y defensas de 2000 como máximo. La clave radica en la forma en la que se soportan los unos a los otros, algunas cartas y monstruos que les sirven de soporte, pero principalmente a sus habilidades de fusión.

La baraja que desarrollé me permite activar estas fusiones muy rápidamente con lo que obtengo un mazo sumamente ofensivo en muy poco tiempo.

El heroe principal de mi actual mazo:

El poquito de control de este mazo (sin el cual siento que no puedo jugar) me lo otorga el “Elemental Hero Stratos”, el cual tiene un doble proposito, por un lado, al invocarlo me permite buscar en el mazo, el heroe que necesito en el momento para realizar una fusión o por el contrario si ya tengo algunos heroes elementales montados en el campo (incluyendo fusiones) me permite destruir cartas de magia y de trampa al invocarlo.
Las Batallas
Walter llegó temprano y de una vez comenzamos unas partidas, el mazo de Walter era un fuerte mazo de tierra, orientado a devolver las barajas del campo, bloquear ataques y a la vez atacar con mucha fuerza. Sin embargo opino que el mazo de Walter es muy grande (50 o más cartas) y en varios combates le jugó malas pasadas.

Por mi parte mi mazo se comportó muy bien, incluso tengo que decir que tuve bastante suerte, las manos iniciales que me salieron fueron demasiado buenas, tuve manos con las que incluso comenzaba con los monstruos material de fusión y la carta de polimerización necesaria, con lo que comenzaba a hacer daño desde el primer turno.

El detalle de esta baraja es que la defensa es muy mala, y si las fusiones se retrasan, eventualmente comienzo a vermelas mal. Otro gran problema que tuve era que una vez que invocaba mis monstruos de fusión, con un considerable esfuerzo, Walter se encargaba de devolverlos al mazo, con lo que yo perdía todo mi esfuerzo.

La suerte estaba de mi lado, hubo un enfrentamiento en donde Walter prácticamente fue incapaz de montar un solo monstruo pues solo le salieron cartas de magia y de trampa. Aunque insisto que el tamaño de la baraja juega unn papel importante allí.

Se hizo evidente que en esta ocasión, mi mazo superó al de Walter en la mayoría de los enfrentamientos, así que decidimos probar con mazos diferentes, Walter sacó su mazo de fusión y yo saqué uno centrado en torno a monstruos guerreros.

La Monstruosidad de Walter

Pues resulta que esta baraja se le portó mejor a Walter, en un par de ocasiones consiguió montarme una monstruosidad de fusión que hace la barbaridad de 4200 puntos de daño, pero lo peor era que junto a eso en un enfrentamiento me jugó el muro de la luz reveladora, es decir que no solo me estaba atacando con una fuerza de 4200 de daño; si no que yo no le podía devolver el ataque 🙁
Inclusive me devolví a mi mazo de Heroes Elementales, pero fué inútil, Walter me ganó.

Para mi gran fortuna tuvo que irse temprano y no pudo continuar con su racha de partidas ganadoras y ahora yo tengo la oportunidad de estudiar la situación de nuevo y prepararme mejor.

El Ranking:

Por los momentos Walter continúa superándome 30 a 33, pero por lo menos la brecha se está reduciendo.

Publicidad:

Yugi voragine

Gracias a los amigos de España por colaborar con La Cueva del Lobo comprando en tiendas Cubileto

Comparte este artículo con tus amigos