Chronicles-Of-Riddick,-The---Dark-Fury_1

“Hay un hombre dentro de esa nave que es mucho peor… de lo que alguno de ustedes se haya encontrado nunca. Si consiguen sobrevivir a este día, lo recordarán por el resto de sus vidas.”

Junner

¿Riddick y Peter Chung? Que combinación mas perfecta, me pregunto si le pagaron a Chung para que hiciera la animación o si él pagó para que lo dejaran hacerla; estoy seguro que si se lo hubiesen pedido, hubiese pagado con gusto.

La historia de Riddick da un salto bastante extraño entre Pitch Black y The Chronicles, ¿qué pasó en el ínterin? Pues si bien Dark Fury no nos cuenta toda la historia sí consigue cerrar mejor esa brecha. El Iman, Jack y Riddick van en la pequeña nave espacial cuando son encontrados por una nave llena de mercenarios bajo el liderazgo de la terrible Antonia Chillingsworth.

Dark Fury

La animación

Genial como suele ser la animación de Chung, algo curioso es que como es habitual los personajes de este artista suelen ser ultraestilizados, muy delgados con labios expresivos, pero ese estilo no quedaría con el personaje de Riddick o los otros personajes que conocemos de la franquicia; así que todos ellos tienen formas mas normales, pero todos los otros personajes que están entrando por primera vez en la franquicia, son altos y delgados con labios gruesos y expresivos como suele ser el estilo de Chung.

Pero algo que atrapó mi atención de inmediato fue la habilidad que tuvo para capturar los movimientos y el combate en gravedad cero, una lástima que las peleas principales no se desarrollaron también en gravedad cero, pero igual estuvieron muy buenas.

Chronicles-of-riddick-dark-fury-movie-still-5

La Historia

Una historia corta, no se le puede exigir demasiado, una buena excusa para volver a mostrarnos al Furyan y para completar mejor la historia, nada demasiado espectacular en la trama, pero estoy seguro que los fans de la saga disfrutarán esta animación.

Conclusión

¿Una historia de media hora sobre Riddick y de paso con la calidad de animación de Peter Chung?, ¿por qué no?

Comparte este artículo con tus amigos