La BBC cada vez me demuestra que no se necesita mucho para hacer una buena serie de TV. Me dio dos bofetadas con el Doctor Who, agregó una patada a la canilla con Torchwood (un spin-off de Doctor Who) y ahora me da la puntilla con Sherlock.

Llego a este serie por curiosidad, después de ver por las redes sociales, un sinfín de meme del Doctor Who, después de leer la primera novela sobre este detective, titulada: Estudio en Escarlata, y sumándole a eso, después de ver la versión post-moderna y norteamericana del mismo personaje, titulada: Elementary, decidí ¿Por qué no echarle un ojo a la Sherlock de la BBC? Pensé que vería una adaptación de las novelas y cuentos de Sir Arthur Conan Doyle, todo correctamente ambientado en el siglo XIX, pero me encuentro todo lo contrario.

Sherlock es una serie producida por la BBC de Londres, pertenece al género detectivesco con un toque de drama y demás. La idea se le ocurrió a Steven Moffat y Mark Gatiss, y consiste en basarse en los trabajos de Conan Doyle, pero traer a Sherlock al siglo XXI; la serie está escrita o guionizada por Mark Gatiss, Steven Moffat y Steve Thompson. Tiene en su casting a Benedict Cumberbatch  como Sherlock (quien sería el villano en la próxima película de Star trek)  y a Martin Freeman como el buen Doctor John Watson (La guía del viajero intergaláctico, y actualmente El Hobbit)

La serie data del 2010 y yo pensaba que constaría con varias temporadas ya, pero solo ha tenido dos y cada una de tres capítulos, uno pensaría que eso juega en contra de la serie, pero lo cierto es que no. Hago hoy este artículo, porque he terminado de  ver la primera.

¿Qué tiene de especial?


Sherlock adapta, en gran medida, fielmente mucho de los rasgos del Sherlock Holmes victoriano, de forma asombrosa. Haciendo de este un personaje atractivo, recordándonos que esa es la matriz de la cual han salido la mayoría de los detectives y algunos personajes modernos, como son Monk, el Doctor House, entre otros.  Nos muestra a su vez, un Sherlock tan carismático y atractivo, como los de la película de Guy Ritchie.

Por otro lado la serie es realmente interesante, por su narrativa, la cual mantiene al espectador en vilo todo el tiempo, mientras disfrutan de los diálogos entre los personajes y claro esta degustar de las cualidades de deducción de Sherlock. También, la narración nos hace partícipe de la historia, dándonos las cosas o soltándonos prendas, para que nosotros, al igual que el detective británico, resolvamos el acertijo. Llega un momento, que nos volvemos uno más, misma sensación que logran con el Doctor Who y sus asistentes.  Les diré una cosa, la serie es tan atractiva, que mi padre que no se interesa en el internet o en lo que yo vea, y que no le gusta mucho el doblaje en castellano, se ha sentado a ver varios capítulos conmigo. Y si un viejo fastidioso como el mío, se interesa por una serie moderna, debe ser que algo bueno han hecho los productores.

Otro elemento interesante que tiene esta serie, es que  podemos ver como se usan los elementos tecnológicos modernos.  Sherlock se vale de su teléfono inteligente, del internet y de otros medios para conseguir información en segundos, que sumado a su capacidad de deducción le permite resolver los problemas. Otro elemento interesante, es la narrativa con respecto a la tecnología. Cuando Sherlock está observando y deduciendo, sus pensamientos aparece en subtítulos, o cuando un personaje escribe un mensaje de texto, vemos lo que está escribiendo en un subtitulo. Realmente es una idea genial la que tuvieron los productores.

Por último diré que los tres capítulos de la primera temporada son: Estudio en Rosa, basado en la primera novela, nombrada allá arriba. El Banquero Ciego, que creó está basada en la segunda novela (que aun no he leído) El signo de los cuatro, y el tercer capítulo (y final de temporada) llamado el Gran Juego, donde el archienemigo de Holmes, el buen Doctor Moriarty hará acto de presencia, aunque esta se siente en los dos capítulos previos.

La serie logra conjugar elementos de drama, con detectivesco y el fino humor británico, para crear lo que yo consideraría una pieza maestra, que no tiene nada que envidiarle a lo que se hace del otro lado del charco. Es más, siento decirlo y creo que ya lo he dicho con el Doctor Who previamente, es mucho lo que algunos podrían o podríamos aprender de ellos.

En fin, es una serie brutalmente recomendable, movida e interesante, y que si no estás viendo deberías ir a echarle un vistazo, ¡Ya!

Comparte este artículo con tus amigos