Transhumanismo – trascender la condición humana

El Transhumanismo, es una filosofía que intenta imaginar lo que ocurrirá cuando los seres humanos continuemos evolucionando, a través de la Ciencia y la Tecnología. ¿Cómo será una especie humana con mejor memoria? ¿Cómo seremos cuando enfermemos con menos frecuencia? ¿Qué ocurrirá cuando los síntomas de la vejez sean reducidos? ¿Qué pasará cuando nuestras capacidades intelectuales sean ampliadas?

Existe todo un movimiento intelectual, que constantemente está ponderando estas cuestiones e intentando encontrar respuestas. Pero como toda tendencia, no está exenta de algunos errores y exageraciones.

Nuestro amigo Aldo de El Robot de Platon, ha hecho un interesante video al respecto:

Transhumanismo ¿en qué punto un humano-máquina ya no es humano?

Problemas de Interfaz

Aldo apunta a un problema muy importante, ¿cómo nos conectamos al cerebro de manera directa? ¿Cómo se lee la información directamente de las neuronas? Y ¿cómo se les introduce la información directamente? Si nuestro conocimiento y comprensión del funcionamiento del cerebro todavía se encuentra en pañales ¿cómo pretendemos modificar el cerebro de esta manera?

Quizá en poco tiempo veamos avances como el google glass o tecnologías similares de realidad aumentada. Pero ¿una conexión directa con el cerebro? En mi opinión, eso todavía se encuentra lejos.

Y aquí vamos con el segundo problema, el de las opiniones. El transhumanismo y las filosofías que se relacionan con la singularidad tecnológica, han desarrollado una suerte de fanatismo. Vida eterna, poderes sobrehumanos, curación de todas las enfermedades, etc. Son todas promesas que han atraído a la humanidad desde siempre. En torno a estas ideas siempre se han formado religiones. Y las religiones siempre han sido agresivas hacia quienes se han oponen a sus ideas. Y ese es un problema que está ocurriendo con el transhumanismo en la actualidad, aquellos que se atreven a dudar, son vistos como infieles.

Pienso que ya tenemos muchas herramientas para mejorarnos a nosotros mismos y trascender muchas de nuestras limitaciones. Teléfonos, computadoras, la Internet, etc. No es difícil imaginar por ejemplo un teléfono que tenga un “micrófono” que lea los impulsos nerviosos que envío a mis cuerdas vocales y a mi boca y pueda convertirlos en palabras sin que yo emita sonido. Tampoco sería demasiado costoso crear una pequeña corneta ubicada en el interior de mi oído. Lo mismo podría hacerse con gafas o lentes de contacto que proyecte una realidad aumentada frente a nosotros. Mas ¿interfaz directa con el cerebro? Está difícil, al menos por ahora.

Es posible que al igual que tenemos que aprender a leer o necesitamos aprender a usar nuestros teléfonos y aplicaciones. También se necesite un esfuerzo para transhumanizarnos. Quizá se requiera cierto entrenamiento para recibir ciertos mensajes entre los cerebros, para controlar lo que deseas emitir y recibir, etc.

¿Te imaginas recibir SPAM directo en el cerebro? Una perspectiva nada agradable…

La Cultura

Aldo señala que una de las mejores obras de la Ciencia Ficción para ayudarnos a entender mejor los conceptos del transhumanismo, es la saga de La Cultura de Ian M. Banks. No puedo estar más de acuerdo. La primera novela de esta saga es “Pensad en Flebas” la cual les recomiendo mucho.

Sin embargo creo que incluso mejor es el juego de rol “Eclipse Phase” en donde se pueden ver muchas más ideas y muchos más conceptos.

Comparte este artículo con tus amigos

Lobo7922

Creador de La Cueva del Lobo. Desde muy joven me sentí fascinado por la Ciencia Ficción y la Fantasía en todas sus vertientes, bien sea en literatura, videojuegos, cómics, cine, etc. Por eso es que he dedicado este blog a la creación y promoción de esos dos géneros en todas sus formas.

Deja tu comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.