La Obsesión de Beta4

Beta4 jamás logró recordar con exactitud dónde o cuándo le sucedió aquello , ni lo que estuviese haciendo en aquel momento específico. Hay cosas que, como la neblina de las serranías y la brisa de los llanos, llegan tan silenciosamente que los sentidos no perciben ese acercamiento. Lo mismo sucede con las ideas: durante algún tiempo la mente se queda en blanco y de pronto ¡ahí está la idea nueva!… ¡El pensamiento nuevo! Y nadie puede decir, o sabe cómo y cuándo llegó.

Read more