El Obelisco

Hay símbolos casi inmortales o al menos duran mucho más que una civilización.

Algunos son objetos físicos —un monumento por ejemplo—, otros son nombres propios, una canción, una melodía o hasta un apellido.

Muchos creen que si preservamos el símbolo el todo representado resucitará.

Esta es la historia de alguien con un gran deseo de restablecer la belleza existente antes de la destrucción y es posible que en este momento esa persona nos esté contemplando.

Read more