“La Fuerza es lo que le da a un Jedi su poder. Es un campo de energía creado por todas las cosas vivientes. Nos rodea y nos penetra. Mantiene a la galaxia unida.”

George Lucas a través de su personaje Obi Wan “Ben” Kenobi.

En 1977, un joven George Lucas estrena la primera película del universo Star Wars, esta rápidamente se convierte en un éxito, los efectos especiales, la música, la historia…
Pero además Star Wars presentó por primera vez a muchos jóvenes un universo espiritual como nunca antes lo habían visto.

Ya no mas el antiguo e incomprensible mito que les contaban en la vieja iglesia, ya no era la historia confusa en donde el dolor, la culpa y la sangre eran los protagonistas.
Star Wars les contaba de “La Fuerza” con luces brillantes, música épica, naves espaciales, robots parlanchines, espadas de plasma y una historia de triunfo y victoria.

¿Es tan extraño que se haya convertido en una religión?

“El tamaño importa no. ¿Por mi tamaño me juzgas?
¡Pues deberías no! Porque mi aliada La Fuerza es. Y una Poderosa Aliada es. La vida la crea, la hace crecer. La Fuerza nos rodea y nos une. Luminosos seres somos no esta cruda materia. Debes sentir La Fuerza a tu alrededor. Aquí, entre tu, yo, el árbol, la roca… ¡En todas partes!”
George Lucas a través de su personaje Yoda, el maestro Jedi.

La Fuerza

Inspirado por las filosofías religiosas del oriente, en especial el Budismo, George Lucas diseña esta filosofía espiritual, La Fuerza.
Una suerte de Zoroastrismo renovado, con poderes psíquicos y por supuesto algo de los mitos Judeo Cristianos.

La Fuerza se inscribe entre las “energías invisibles” pero a diferencia de las infinitas energías invisibles que vemos en tantos mitos y leyendas, La Fuerza se nos muestra en la película como real, realmente interactuando con los personajes y su ambiente.
La Fuerza no es una entidad consciente, no es un Dios al que se le deba rendir culto o sacrificio, no se trata de una lejana divinidad que impone un juicio. La Fuerza es mas similar al karma de las religiones indias, con dos aspectos, uno luminoso y uno oscuro.

Es evidente  que en un principio, Lucas no se dio cuenta de hasta donde llegaría lo que estaba haciendo, pero es claro que desde el principio hubo una intención de darle una espiritualidad a la historia, una razón de ser, un objetivo, un sentido.

¿Una religión real?

La Fuerza funciona maravillosamente como eso, el fondo espiritual de una película de Ciencia Ficción, el panteon borroso en torno al que nos cuentan una excelente historia, pero ¿convertirlo en una religión real?
Lo primero es comprender que en ninguna parte de los film de Star Wars nadie pretende que estos conceptos sean aplicables al mundo real, Star Wars no es siquiera una reimaginación de nuestra historia pasada. Las películas narran una suerte de futuro imposible y fantástico.

Y sin embargo cientos de miles de Británicos admiten que su religión es “Jedi” Pero ¿de qué estamos hablando aquí? ¿Existirá alguien tan estúpido como para creer que la historia que nos cuentan en Star Wars es cierta?
¿Y quien está hablando de la verdad?

Recuerdo en la época en que venían las películas de El Señor de los Anillos, y surgieron miles de listas de correo y grupos de Internet en torno a esto, yo también me uní a uno de aquellos grupos. Recuerdo que uno de los temas de conversación era “¿Cual es tu personaje favorito?” Un tema corriente como cualquiera. Pero me sorprendió el enfoque que le dio una joven moderadora, ella decía que su personaje favorito no era tan solo el mas cool, el mas divertido, el mas heroico, o el mas bello. Su personaje favorito era aquel que le inspiraba para ser mejor persona, para hacer las cosas mejor todos los días, y era un modelo a seguir.

De la misma forma pienso yo que estos miles de Británicos asumen su “religión”, no creo que estén pensando en hacer un peregrinaje al Rancho SkyWalker a rendir tributo a Lucas, en cambio, pienso que toman las historias y personajes del universo Star Wars como ideales, tal vez imposibles, pero ¿cuando han sido los ideales posibles?

El poder del lado oscuro

Pero aunque los ideales suenen muy hermosos y la inspiración que nos generan las historias sea enorme, siempre debemos mantener nuestros ojos abiertos.

George Lucas es un ser humano como cualquiera de nosotros, no recibió ninguna divina inspiración y puede inclinarse a errar al igual que lo hacemos todos:

“Midiclorias”

Ciertamente ninguno de nosotros va a ir a llevar el diezmo a Lucas en el rancho SkyWalker, pero ¿acaso no lo hacemos con cada nueva película, pieza de mercadería o nueva edición en DVD, Blu ray, etc?

Las películas de Star Wars generan un enorme fanatismo y con toda intención, y por supuesto existen personas muy interesadas en que ese fanatismo se convierta en dinero (objetivo que han alcanzado muy bien por cierto) pero quizá de lo que debemos cuidarnos mas es de los mensajes que se nos transmiten en estas películas.

Debemos mantener nuestra capacidad de razonar encendida en todo momento, no debemos permitir que nuestra capacidad de filtrar la información sea deteriorada de ninguna forma. ¿Es esto bueno o malo? ¿Por qué me están diciendo esto? ¿Qué ganarían ellos si yo me comporto como ellos desean? ¿Cual es el segundo sentido del mensaje que me están enviando?

Y por supuesto esta actitud se aplica a todos los aspectos de nuestra vida diaria.

The Religion of George Lucas

The Origins of Star Wars

Espero que todos dejen su opinión, lamento mucho haberme tardado tanto, pero ustedes saben como es 🙂
¿Valió la pena la espera?

Comparte este artículo con tus amigos