Quarto juego de mesa por Gigamic

Quarto juego de mesa de Gigamic

Todos sabemos lo que es un clásico, son esas pequeñas cosas que trascienden épocas y hasta culturas, cosas que muchos conocen y hasta en algún momento se consideran de obligatorio conocimiento como parte de la cultura general que cualquier persona puede tener, Quarto parece la actualización de un clásico pero tiene el potencial y lo que se requiere para convertirse en un clásico en sí mismo, no en vano llegó a ganar 17 premios de mucha importancia durante 15 años.

En cuanto a juegos, hay un clásico de lápiz y papel cuyo origen podríamos rastrear hasta el antiguo egipto, un juego que me parece nos acompañó a todos, o al menos a una enorme cantidad de personas, en nuestra infancia mientras esperábamos que comenzara la siguiente clase o que la maestra volviera al salón en la escuela, sí, estoy hablando de Tic Tac Toe, en mi país se le conoce como “La Vieja”.

La mecánica de Tic Tac Toe es sumamente sencilla, los jugadores van tomando turnos para colocar su símbolo de forma que pueda lograr tres del mismo en una línea vertical, horizontal o diagonal. Es un juego tan sencillo que muchos se preguntarán ¿a quién puede divertirle este juego todavía? sin embargo, allí es donde entra un matemático suizo llamado Blaise Müller, quien tomando este sencillo juego como base diseñó en 1989 un estupendo y adictivo  juego llamado en aquel entonces 4×4, pero que hoy en día conocemos como Quarto, si quieres saber por qué algo con una premisa aparentemente tan sencilla nos parece tan genial o por qué ha obtenido 17 premios y reconocimientos de los más prestigiosos en la escena lúdica mundial, entre ellos el importantísimo Spiel Des Jahres y su inclusión nada menos que en el Mensa Select Top Five, no dejes de leer.

Antes de entrar en el tema que nos ocupa el día de hoy quiero agradecer a Devir Américas y Gigamic por haber hecho posible esta reseña. Devir es uno de los distribuidores de los juegos de Gigamic, éstos se comercializan en más de 50 países y vienen con reglas escritas en 30 idiomas, sus juegos abarcan diversas temáticas y mecánicas pero tienen algo en común, todos son rápidos para explicar y jugar, sin importar edades, cultura o experiencia lúdica.

Componentes

Quarto viene en una bonita caja de base cuadrada y como el resto de los juegos de Gigamic, está fabricado con materiales de primera calidad, ofreciendo una excelente experiencia visual y táctil.

Al abrir la caja nos encontramos con un lindo tablero de fórmica y MDF, bastante robusto y con base antirresbalante, debajo de éste hay una bolsita de tela estampada rellena con las 16 piezas de madera que componen el resto del juego. Adicionalmente a esto podremos ver el pequeño folleto con las instrucciones traducidas a treinta idiomas, las instrucciones tienen imágenes para ilustrar el texto y las situaciones descritas para su mejor comprensión.

Las dieciséis piezas de madera son robustas, bonitas y muy bien hechas, éstas tienen cuatro características a tener en cuenta, color (claro/oscuro), tamaño (pequeño/grande), forma (cilindro/paralelepípedo) y diseño (plano/hueco), existiendo sólo una pieza con cada combinación posible, por lo tanto no hay dos piezas iguales.

Mecánica

 

Tablero y Piezas, nótese las características de cada una.

Quarto se juega en una cuadrícula de 4×4 casillas, 16 en total, el objetivo es colocar piezas de forma que en tu turno consigas una línea vertical, horizontal o diagonal de cuatro objetos con la misma característica, hasta el momento no hay mucha novedad, pero falta agregar un par de cosas que lo hacen verdaderamente interesante, lo primero es que en lugar de ser un juego de piezas “blancas contra negras” en Quarto podremos utilizar cualquiera de las cuatro características ya mencionadas color, forma, tamaño y diseño para ganar; lo segundo pero no menos importante es que el jugador de turno, luego de colocar su pieza escoge cual pieza deberá colocar su oponente.

Esta segunda característica del juego es lo que lo vuelve muy interesante, puesto que debes estar pendiente de todas las posibles combinaciones con las cuales tu contrincante podría lograr ganar la partida a la vez que le das alguna que podría servirte de alguna manera.

Para jugadores avanzados se pueden agregar algunas variantes, por ejemplo, también se puede ganar formando un cuadro pequeño o un cuadro grande, e incluso hay una variante que invierte la condición de victoria, donde el objetivo es evitar hacer cuatro en línea y pierde quien haga Quarto.

Pruebas

Las intenciones de Gigamic se cumplen perfectamente en este juego, una vez que lo abres puedes estar jugando en apenas un par de minutos, he jugado con mi esposa y ambos hijos, seis y ocho años, y todos han captado la mecánica general bastante rápido, de hecho en alguna ocasión me han sorprendido con muy buenas jugadas, e incluso hemos usado reglas avanzadas, hemos pasado muy buen rato jugando Quarto.

Quarto ¿Qué tan bueno es?

Sé que mucha gente es un poco reacia a los abstractos, los ven como juegos aburridos y poco llamativos, pero éste no es el caso de Quarto, la calidad de sus materiales y su manufactura, aunadas a la inesperada profundidad estratégica y concentración necesaria, así como el poco tiempo requerido para prepararlo y jugarlo hacen que este juego a partir de ahora no esté solamente entre los juegos que recomendaría sino también en mi lista de imprescindibles, bien sea para pasar un buen rato jugando algo rápido, divertido y estratégico o para “descansar” entre juegos más densos o largos.

Si deciden comprarlo recuerden que siempre es bueno apoyar a nuestras tiendas locales para tener más espacios donde comprar y jugar.

Antes de despedirme les informo que ésta es sólo la primera reseña de los juegos de Gigamic, dentro de poco vendrán algunas más, como siempre cualquier comentario que tengan será bienvenido.

 

 

Artículos Relacionados:

Comparte este artículo con tus amigos