money-in-the-brain

Los investigadores de las Universidades de Princenton, Harvard y Warwick, realizaron un interesante experimento, tomaron a una serie de personas en un centro comercial y les hicieron una serie de preguntas generales de todo tipo, y con eso midieron su coeficiente intelectual. Posteriormente les plantean las siguientes situaciones diferentes. A un grupo le preguntaron ¿qué haría usted si su auto se dañara y necesitara reparaciones por un costo de 150$? Y a un segundo grupo le preguntaron ¿Qué haría usted si su auto se dañara y necesitara reparaciones por un costo de 1500$?

Lo importante no es la respuesta que dieron los entrevistados a esa pregunta; lo curioso es que después de hacerles esa pregunta, volvieron nuevamente a hacerles preguntas de conocimiento general para medir su coeficiente intelectual nuevamente, el primer grupo al que le presentaron la hipotética situación de 150$ no presentó grandes diferencias, pero el segundo grupo, al que se le presentó la preocupante situación de los 1500$ la respuesta fue muy distinta…

Dinero Cuando les volvieron a medir el coeficiente a los de este grupo, resultó que habían perdido 13 puntos de su coeficiente intelectual ¡imagínate!

Pero ¿qué son 13 puntos de CI? Bueno, una persona normal a la que le quitan 13 puntos de CI es equivalente a una persona que ha pasado toda la noche sin dormir, o una persona que sufre de alcoholismo.

Imagina lo que esto significa, si algo tan simple como que te hagan una pregunta hipotética sobre un problema financiero te baja tu CI 13 puntos, ¿qué hará con tu mente preocuparte por problemas económicos reales?

A mi me parece que es un problema exponencial, un círculo vicioso. Tienes problemas económicos, y entonces eso reduce tu coeficiente intelectual, como no estás pensando claramente cometes errores al manejar tu dinero, con lo que continúas teniendo problemas financieros, lo que te causa problemas para pensar y… es un ciclo que se repite ad nauseum.

La pregunta sería entonces ¿cómo romper ese ciclo? Yo creo que el conocimiento, el saber que estás pensando mal, ya es una gran ayuda, por lo menos ya sabes que tienes el problema, entonces podrías intentar relajarte, tranquilizarte, respirar profundamente, “Fingir una Sonrisa,” etc. Antes de dedicarte a planificar tus finanzas, porque las consecuencias de continuar preocupándote por tu economía, podrían ser desastrosas.

Mas Información: Science.

Comparte este artículo con tus amigos