No  perderé mi tiempo describiendo la bibliografía de  este hombre, ni mucho menos  recordando las constantes visitas que hizo a clinicas para  enfermos de cancer los ultimo años de su vida.

Solo me queda decir:
Mil Gracias Steve Job, ese cancer  fue convertido en el futuro de la Tecnologia. Que el Emperador te tenga en su gloria.



“Si vives cada día como si fuera el último, algún día acertarás… Cada día me miro al espejo como si fuera el último”-Steve Jobs

Comparte este artículo con tus amigos