¿Moverías tu Mente a a otro Cuerpo?

¿Moverías tu Mente a Otro Cuerpo?

¿Moverías tu mente a otro cuerpo? Es una pregunta interesante que se nos plantea cuando vemos series de televisión como Altered Carbon, o Ghost in the Shell. Pero que también ha aparecido en multitud de otros medios durante muchos años. Incluso la podríamos rastrear a antes de la Ciencia Ficción con conceptos como la “metempsicosis“.

Es decir que todo este asunto de las fundas, los fantasmas, y demás, solo es la renovación de unos conceptos muy viejos que llevamos pensando y analizando hace mucho tiempo.

En el siguiente video, Crespo de Quantum Fracture, hace un interesante video, en donde resume y analiza muchas de las ideas que hemos desarrollado en torno a estos conceptos.

¿Moverías tu mente a otro cuerpo para ser inmortal?

Se trata de una serie de conceptos muy complejos ¿no es cierto? A la final terminamos con mayores preguntas que respuestas.

No obstante en mi opinión una de las preguntas más vitales sería ¿qué tan cerca estamos de conseguir una tecnología como esta? Y la respuesta es todavía estamos muy lejos.

Aunque a los proponentes del transhumanismo más duro, les gusta pintar la situación como que estamos a la vuelta de la esquina de estos avances. La realidad es que nuestra comprensión del cerebro humano y de la mente humana, todavía se encuentra en pañales. Por lo tanto la capacidad de copiar y simular la mente humana todavía está muy lejos.

Ghost in the Shell

La Dualidad Mente Cuerpo NO Existe

Otra idea que está muy engranada en muchas filosofías y religiones. Es la de la dualidad mente-cuerpo. La mente es una cosa, y el cuerpo es otra muy distinta. 

Incluso existen otras ideas que dividen las cosas más allá. Haciendo una diferencia entre cuerpo, mente y alma. O podríamos incluso ir mucho más allá y apuntar a algunas filosofías-religiones en donde se habla de siete u ocho cuerpos diferentes para cada individuo.

Sin intentar ahondar en lo cierto o lo falso de estas doctrinas. Lo que sabemos con certeza es que nuestro cuerpo y nuestra mente están íntimamente relacionados. Esto es un hecho que podemos constatar con facilidad por nosotros mismos. ¿Recuerdas tu infancia? ¿Recuerdas cómo te sentías al ser un niño pequeño? ¿Tienes la misma experiencia de vida ahora que tienes un cuerpo completamente desarrollado?

De hecho me atrevo a asegurar que ahora que eres un adulto, eres una persona completamente distinta a la que eras entonces. Tienes una percepción del mundo distinta, tienes unos intereses diferentes, y te relacionas con el mundo de otra manera.

Algo así como pasar de ser un niño a ser un adulto, sería lo que sentiríamos si cambiáramos de cuerpo. Aunque posiblemente a la inversa, ya que al entrar en un cuerpo nuevo nos sentiríamos extraños y no tendríamos experiencia con él. Seríamos torpes y no sabríamos ni como movernos. A diferencia de cuando somos niños y nos convertimos en adultos no tendríamos un período de “adolescencia” para aclimatarnos al nuevo cuerpo.

Pero ¿que ocurre si nuestra consciencia es transferida a un clon exacto de nuestra persona? Esto plantea la pregunta, ¿cómo creas un clon exacto? Si ya sabemos la monumental dificultad que existe en comprender (no digamos copiar) el cerebro humano. Ahora imaginemos lo difícil que sería copiar con exactitud un cuerpo humano.

Un gimnasta pasa horas todos los días entrenando su cuerpo para realizar las complejas tareas que su deporte necesita. Incluso si deja de practicar eventualmente pierde las habilidades que había ganado. Es decir que para hacer un clon excto, el nuevo cuerpo tendría que tener las mismas experiencias del cuerpo anterior.

Lo cual convierte a la tarea en algo mucho más difícil…

Imaginemos ser un guitarrista y pasar a un cuerpo que no sabe tocar la guitarra, ¿seguiríamos siendo la misma persona?

Krang

¿Otro Cerebro en el Estómago?

Estudios recientes se están enfocando en la gran cantidad de células nerviosas que existen en nuestros estómagos. ¿Sabías que tenemos tantas células cerebrales en nuestro estómago como en la cabeza de un gato? ¿Curioso no?

No solo este “segundo cerebro” se encarga de controlar el complejo proceso de la digestión. Sino que recientes estudios apuntan a que también sirve como un puente de comunicación entre nuestro cerebro (principal) y las bacterias que residen en nuestro intestino.

Un detalle interesante sobre esto, es la relación que se ha descubierto entre las bacterias que habitan en nuestro sistema digestivo, y el desarrollo y tratamiento de la enfermedad de alzheimer. Muchas de las personas que sufre de alzheimer poseen un sistema microbiano mucho menos variado. Y se ha sugerido que mejorar la flora bacteriana, podría ayudar a tratar la enfermedad.

Regresando a nuestros clones. Esto se traduciría en que no solo tendríamos que mantener estos cuerpos bien entrenados, sino que tendrían que alimentarse de forma parecida a nosotros y desarrollar una buena ecología en nuestro intestino. Nada fácil.

Que interesante que aparezcan series de televisión como esta que nos plantean todos estos conceptos ¿no es cierto? Que genial es la Ciencia Ficción.

 

Comparte este artículo con tus amigos

Lobo7922

Creador de La Cueva del Lobo. Desde muy joven me sentí fascinado por la Ciencia Ficción y la Fantasía en todas sus vertientes, bien sea en literatura, videojuegos, cómics, cine, etc. Por eso es que he dedicado este blog a la creación y promoción de esos dos géneros en todas sus formas.

Deja tu comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.