Vengo de traer a mi hijo de su curso de música, lamentablemente no poseo vehiculo propio y me toca utilizar el transporte público; más lamentable aún, es que tuve que “disfrutar” de los gustos musicales del chofer del autobus. Entre el “selecto” repertorio pude escuchar abundantes canciones de Reggaetton y por supuesto el infalible Vallenato. No pude más que recordar la infinidad de veces que me he visto en la obligación de sufrir semejante tormento una y otra vez.
Me pregunté ¿por que? ¿Por que hay personas que encuetran esta música hermosa? Y ¿Por que habemos otros que la encontramos tan insufrible? ¿Por qué este señor escucha repetidamente el mismo sonsonete con fascinación y yo siento que han tocado lo mismo un millon de veces? ¿Cómo es posible que una persona, no se canse de escuchar el mismo tipo de ritmo, el mismo mensaje en la letra, etc?
Pero entonces me pregunté también ¿cuando fué la última vez que escuché a Rachmaninoff?

Ah, quizá allí esté el quid de la cuestión.
Siempre he tendio la idea de que la belleza está intimamente relacionada con la complejidad. Es decir, entre más complejo sea algo, tanto más hermoso será.
Sin embargo, hasta hoy no había entendido un detalle.
Por ejemplo, en mi caso, soy incapaz de encontrar la belleza en una compleja ecuación matemática.

Puedo encontrarla muy interesante, sin embargo ¿bella? No, pero hoy he comprendido que tal véz esto se deba a que no entiendo completamente la ecuación. Es decir, no es que la belleza no esté allí, es que yo no puedo verla.
Posiblemente le pase lo mismo al señor del autobus, él ha escuchado otro tipo de música sin embargo no la encuentra hermosa, quizá por que, al igual que yo soy incapaz de ver la belleza en la compleja ecuación matemática; él es incapaz de encontrar la belleza en otro tipo de música.
Si una persona ha sido expuesta toda su vida solamente a las formas mas simples de música y a los ritmos menos complejos, ¿cómo será capaz de encontrar belleza en una música de gran complejidad? Tal vez allí donde nosotros escuchamos la majestuosidad de una orquesta, estas personas solo sean capaces de escuchar un ruido incomprensible. Si el oido no está lo suficientemente educado ¿cómo podrá encontrar la belleza en una música tan compleja?

Pero ¿que hay de nosotros? ¿que hay de mi? ¿que tan educado está mi oido? ¿cuanta belleza me estoy perdiendo en este mundo por el simple hecho de que mi cerebro no está listo para entender tal complejidad? ¿Significa entonces que entre más y mejor educado se encuentre mi cerebro, seré capaz de ver más belleza en los objetos más complejos? Y dado que este universo es infinitamente complejo, eso significa que lo que me espera, es el descubrimiento de un universo de infinita belleza.

Yo no sé ustedes, pero yo mejor me pongo a escuchar un poquito de Rachmaninoff ;p

Comparte este artículo con tus amigos