Esto es increible, por fin se ha revelado la verdad, Megan Fox no es real. En realidad es un elaborado efecto computarizado combinado con titeres robots.
Siempre los sospeché era exageradamente sexy, era imposible que un ser humano real fuese tan sexy.
XD

Comparte este artículo con tus amigos