Cuando el agua se congela, se expande, esa es la razón por la que el agua siempre parece derramarse de las hieleras en nuestro refrigerador; el agua se congeló, se expandió y se salió del contenedor en donde la habíamos puesto.

Pero ¿qué pasa cuando no le permitimos al agua expandirse? En el video  podemos observar la increíble fuerza que ejercen las moléculas del agua al reorganizarse cuando se están congelando, son incluso capaces de partir un tubo metálico, e incluso un tubo de plástico estalla por la presión.

Pero ¿qué sucede cuando realmente no se le permite al agua expandirse? ¿Qué pasa cuando se coloca en un contenedor realmente fuerte capaz de soportar la presión? Pues que las moléculas del agua asumen una configuración distinta y forman una sustancia llamada Hielo II que posee características muy diferentes. Por ejemplo es mucho mas denso que el hielo normal.

Mas información: HowStuffWorks

Comparte este artículo con tus amigos