La Internet no nos vuelve mas estúpidos, tan solo vuelve nuestra estupidez mas accesible a otros…

Comparte este artículo con tus amigos