Estas imágenes pertenecen a una campaña que está realizando la Sociedad Internacional de los Derechos Humanos. Sumamente graciosas, y sin embargo preocupantes.

Comparte este artículo con tus amigos