Esta escopeta es verdaderamente impresionante, no solo dispara sumamente rápido, aproximadamente 300 rondas por minuto; lo mas llamativo es el poco retroceso que presenta el arma gracias a sus innovadores sistemas de amortiguación.
Otro detalle interesante es que se dice que no requiere mantenimiento, evidentemente en algún momento necesitará realizarse un chequeo, pero quienes la han probado afirman que nunca han tenido que hacerlo, incluso depués de cientos de disparos.
Por si solo un soldado equipado con esta arma debe ser temible. Aún mas terrible se convertirá si consigue algunas de los nuevos cartuchos “Frag-12”, estas municiones, que a simple vista parecen identicas a un cartucho tradicional, esconden una suerte de mini misil, que se arma automaticamente en el aire desplegando unas aletas que le permiten alcanzar una distancia de hasta 200 metros (recuerden que estamos hablando de una escopeta que es un arma tradicionalmente de corto alcance).
Una de las variantes de la Frag-12 es capaz de penetrar media pulgada de acero.

Si combinamos esta capacidad de fuego con la velocidad de disparo de la escopeta AA-12, nos encontramos con una habilidad destructiva espectacular.

Evidentemente producir una munición de este tipo debe ser muy costoso, pero cuando te pones a pensar que puedes detener vehiculos blindados (que son mucho mas caros) en tan solo minutos, la idea no parece tan descabellada.

A mi juicio los escritores de ciencia ficción, los guionistas de Hollywood, y los diseñadores de juegos de video tendrán que actualizar sus arsenales imaginarios, por que esta combinación de arma y cartucho, ya ha dejado atrás la mayoría de sus invenciones 🙂

Para mayor información:

http://www.defensereview.com/modules.php?name=News&file=article&sid=741

Comparte este artículo con tus amigos