Abrazo

Nuestras mascotas pareciera que se nutrieran de nuestro cariño, llegando a casa me agaché un momento para saludar a mi perro y le hice un poquito de cariño en el lomo, cuando me levanté, salió disparado batiendo la cola a toda velocidad con riesgo de destruir todos los adornos de porcelana, muy alegre y muy feliz, como si le acabaran de recargar las baterías.

En estos días mi hijo se encontró un gatito cerca de la avenida Libertador y lo trajo a casa, al principio estaba timorato y asustado, pero ya parece haberse adaptado muy bien. Ayer llegó hasta mi escritorio maullando un tanto desmayado, lo tomé y lo acaricié un rato y lo volví a dejar en el piso, de inmediato salió disparado y muy alegre a atacar una hoja seca (es un asesino de hojas secas) al rato volvió de nuevo, “con la batería baja” lo tomé una vez mas y le repetí el tratamiento con lo que volvió salir disparado después de la “recarga” 🙂

cats

Pero creo sin temor a equivocarme que no solamente son ellos los que “recargan la batería” con nosotros, yo también me siento mejor y me pongo de mejor humor queriendo a mis mascotas.

y tú ¿ya tienes una mascota? ¿Sabías que no necesitas un montón de dinero para tener a uno de estos preciosos animales en tu vida? En todo el mundo hay organizaciones que recogen y protegen animalitos abandonados, animales que están esperando a alguien como tú que les pase la mano por su lomo, que les de un poquito de cariño, esperando a que tú los hagas felices y hacerte feliz a ti.

Fundación Prozoovita

Red de Apoyo Canino

Perros en Adopción

Imagen vía WallBase

Comparte este artículo con tus amigos