“No existe un verdadero final. Es solo el lugar donde tú detienes la historia”

Frank Herbert.

Comparte este artículo con tus amigos