Heart of Galaxy: Horizons

Hace poco descubrí Heart of Galaxy: Horizons, un juego de estrategia que puedes disfrutar directo en tu navegador. No tiene muchos gráficos más allá de las imágenes de algunos planetas y naves. Es decir que la gran mayoría de su contenido se encuentra en texto. Pero la complejidad me ha dejado sorprendido.

Comienzas con un planeta similar a la Tierra, allí puedes extraer recursos, desarrollar industrias, y construir laboratorios. Eventualmente comienzas a explorar el espacio y vas descubriendo nuevos mundos. Y es aquí donde las cosas se ponen interesantes. Estos nuevos planetas producen algunos recursos con grandes bonificaciones, mientras que tienen tremendas dificultades para producir otros. O por el contrario no pueden producir algunos en lo más mínimo.

Por ejemplo hay un planeta que es prácticamente pura agua. Es problematico extraer la mayoría de los recursos allí, excepto agua y arena…

Pero ¿para qué necesitaría yo tanta agua y arena? Pues resulta que eventualmente comienzas a producir circuitos y ¿de donde sacas los circuitos? del silicón, y ¿de donde sacas el silicón? Pues de la arena. Así que pronto te encontrarás extrañendo arena como un poseso. Pero procesar la arena en silicón y circuitos consume un montón de energía, ¿de donde sacarás toda esa energía? Pues cuando descubras la fusión nuclear, podrás extraer el hidrógeno del agua y listo, montones de energía.

Heart of Galaxy Horizons - Mapa

Heart of Galaxy: Horizons, una galaxia por conquistar

Así que poco a poco el juego va ganando en complejidad. Pronto tendrás caravanas de naves viajando entre un mundo y el siguiente transportando los recursos de uno al otro. Podrías pensar que lo más inteligente sería enviar todos los recursos a tu mundo capital ¿no? Pero resulta que entre más avanzas en la extracción de un recurso más costoso se vuelve continuar mejorando su extracción en ese planeta. Pero en los mundos que están comenzando aún resulta económico. Así que es mejor mantener un cierto balance entre todos tus planetas.

Luego comenzarás a construir naves de combate y a conquistar nuevos mundos, eventualmente podrás incluso comerciar y hasta realizar diplomacia con otras civilizaciones. Aunque curiosamente algunas tecnologias solo puedes adquirirlas tras la conquista de algunos mundos, así que no se puede jugar totalmente pacifista.

Es un juego «idler» similar a Cookie Clicker o AdVenture Capitalist, pero en la versión que yo juego me da la impresión que el juego se detiene tras algún tiempo sin jugar. Es decir que no te puedes quedar sin jugar un mes y tener montones de recursos. No se juega en multiplayer sino que estás tú solo intentando optimizar tu imperio. Hay montones de Wikis en la web en donde te explican como optimizar al máximo, pero yo creo que lo más divertido es ir descubriendo sus detalles tú solo.

Heart of Galaxy Horizons

Hay varias versiones del juego, Yo juego en Armor Games:

Heart of Galaxy: Horizons

Pero también existe otra opción en Kongregate.

Si te gustan los juegos de estrategia, estoy seguro que lo encontrarás atractivo.

Ayudanos a continuar creciendo, comparte este artículo con tus amigos

Lobo7922

Creador de La Cueva del Lobo. Desde muy joven me sentí fascinado por la Ciencia Ficción y la Fantasía en todas sus vertientes, bien sea en literatura, videojuegos, cómics, cine, etc. Por eso es que he dedicado este blog a la creación y promoción de esos dos géneros en todas sus formas.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.