Recientemente conseguí Fantasy Wars,‭ ‬un juego de estrategia por turnos.
Instalo el juego y para mi desagrado descubro que nuevamente los diseñadores del juego intentan‭ “‬enseñarme a jugar‭” ¡‬Por favor‭! ‬Yo soy un experto en estrategia‭ (‬modestia aparte‭) ‬Ok, no ganaré todos los juegos en los que participo,‭ ‬pero siempre me las apaño para quedar en un nivel decente. No entiendo esta manía que tienen los desarrolladores de comenzar todas las campañas con misiones en donde solo puedes manejar dos o tres clases de unidades, reduciendo las posibilidades estratégicas del jugador y reduciendo así mismo la diversión, me pregunto cuantos jugadores habrán abandonado este juego y todos los otros juegos de estrategia que sufren del mismo mal, durante las primeras misiones. Si un jugador necesita aprender a jugar el juego por primera vez, pues el juego debería tener un profundo tutorial para enseñarle paso a paso todos los detalles. Pero obligar a todos los jugadores novatos o expertos a pasar por una campaña en donde pretenden volverte a enseñar lo que ya conoces de memoria me parece una falla de diseño terrible.
Sin embargo, yo conozco mi ganado, y sé que si tengo un poco de paciencia eventualmente el juego me mostrará sus secretos; y efectivamente, pasadas las dos o tres primeras misiones (jugando en nivel de dificultad alto) el juego libera una amplia variedad y cantidad de unidades, que van desde arqueros, lanceros, caballería, etc.
El juego demuestra entonces que es bastante profundo en cuanto a detalle estratégico, el terreno puede ayudarte o dañarte, tus hombres y tus heroes van ganando experiencia y con ello nuevas habilidades, es entretenido ver como una unidad que comenzó en tu armada como un grupo de modestos campesinos llega a la categoría de espadachines; aquí hay que tener un tanto de cuidado pues es necesario planear por adelantado ¿que deseamos que sea nuestra unidad en el futuro? por que de lo contrario nos podríamos encontrar con una unidad de caballería pesada con las habilidades de arqueros a pié, lo cual sería contraproducente.
Existe además la posibilidad de encontrarse objetos que puedes equipar a tus unidades o heroes, hasta cuatro por unidad.
Las posibilidades de personalización de tu armada son enormes, desde la opción de escoger una amplia variedad de unidades, aunado al hecho de que a medida que van ganando experiencia puedes agregarles habilidades adicionales a cada ejercito y sin olvidar como ya dije la posibilidad de agregar objetos que aumenten incluso más las posibilidades de tu armada.
Tus guerreros son los mismos entre una misión y otra, siempre y cuando hayas tenido la inteligencia de mantenerlos con vida, esto agrega un nuevo punto de complejidad ya que tu deseas mantener con vida a tus unidades más experimentadas, pero por la misma razón cada vez irás dependiendo más y más de las habilidades de estas mismas unidades ¿que tanto arriesgarlas y que tanto protegerlas entonces?
El juego te da tres niveles de victoria, Oro, plata y bronce, la victoria Oro requiere que termines la misión en una cantidad de turnos diminuta, la victoria de plata te permite hacerlo en una cantidad de turnos media y evidentemente la de bronce te da mucho más tiempo.
Si deseas terminar por lo menos en plata (para obtener alguna jugosa recompensa) necesitarás enfocarte muy bien en tus objetivos y manejar a tus hombres con maestría.
Aunque considero que la victoria Oro es posible, me parece que requiere el sacrificio de demasiados hombres y eventualmente eso no será bueno para el juego tardío en donde claramente necesitaré unidades bien experimentadas.
El juego además ofrece la posibilidad de jugar multijugador en direct connect, Lan y mi favorita, Hot Seat. Sin embargo la cantidad de mapas multiplayer es bastante poca, espero que esto se corrija en el futuro con algún patch o alguna expansión.
No me resta más que decir que una vez que se pasan las primeras misiones el juego resulta muy bueno y recomendable.

Comparte este artículo con tus amigos