Afterlife

Niña: Papá ¿qué pasa cuando nos morimos?

Padre: Es un poco complicado dulzura.

Niña: Cuéntame

Padre: Buen, primero nos convertimos en fantasmas.

El fantasma espera en un estado de carne de fantasma incorpórea por sesenta a sesenta y cinco años mientras se llena el papeleo adecuado.

Entonces el fantasma muere otra vez y se va al cielo, en donde se le administra una serie de pruebas estándar.

Tu puntuación de fantasma determina la disposición final de los datos asociados a tu cuenta. Algunos sujetos son salvados al disco mientras que otros son borrados.

¿Responde eso tu pregunta?

Niña: ¿Puedo ser un fantasma rosado?

Padre: No.

Pues sí, ahora ya me ha quedado claro 😀

Vía uno de mis webcomics favoritos: Escenes from a Multiverse

Comparte este artículo con tus amigos