Tenía años que no me comía una dona, desde aquella vez en que tuve una mala experiencia con las donas; resulta que hace algún tiempo, en Venezuela tuvimos un terrible problema con el azúcar, no se conseguía azúcar por ningún lado.

Fue entonces cuando se me ocurrió la peregrina idea de comprarme una dona, y…

…No tenía azúcar 🙁

Que feo, sabia a… ¿pan? ¿Pan con una grasa oscura encima? ewwww

No sé a que me supo, lo cierto es que hacía años que no probaba una dona, pero en estos días, estaba en un centro comercial y la cola en la venta de galletas estaba muy larga, igualmente en la heladería, así que decidí darle una nueva oportunidad a las donas, para que vean que soy magnánimo u_u

Y me animé a comerme una “dona rellena” que nunca antes había probado, le doy un mordisco y…

¡¡¡ESTA LLENA DE NUTELLA!!! O_O ¡¡¡NUTELLA!!! ¡¡¡NUTELLA!!!

Estaba que explotaba de Nutella, se derramaba por todas partes y yo me afanaba para comérmela toda, que delicia, creo que ya tengo un nuevo postre favorito; así que ya saben, si me ven gordito, es culpa de la Nutella XD

Comparte este artículo con tus amigos