Hace unos pocos meses salió a la venta Killzone 3, un juego exclusivo de PlayStation 3. Aunque lo adquirí casi el mismo día de su lanzamiento no ha sido hasta ahora que le he podido dedicar bastantes horas de juego. ¿Qué os parece si lo analizamos a fondo?

Killzone 3 es la secuela continuista de su predecesor. Este hecho ha suscitado muchas críticas por parte del mundillo de los videojuegos achacándolo a pocas innovaciones. Pero si Killzone 2 era un juego estupendo tampoco hay razón para alarmarse. En la tercera parte nos encontraremos con lo visto hasta la fecha pero magnificado: mejores gráficos, más armamento y unos mapas enormes.

Soy un gran defensor de esta saga pero me da lástima que el espíritu que impregnaba Killzone, aquel juego que salió en 2004 para PS2, se ha ido perdiendo en cada entrega, soltando el timón y dejando que lo que más vende convierta esta tercera entrega en un shooter sin personalidad. Si a la gente le gusta la variedad, pues se crea un nivel de cada; las cinemáticas molan, pues ponemos muchos vídeos ingame. Pero os preguntaréis, si esto es lo que todos queremos ¿qué tiene de malo? De hecho nada, pero un juego insignia debe estar por encima de esto y saber innovar y apartarse un poco de los cánones que siguen la mayoría de juegos.

Llegados a esta altura, tanta variedad mata el ritmo del juego. En un mismo nivel pasamos de un enfrentamiento a pie a una batalla sobre un tanque, después nos podemos encontrar con una fase de sigilo de un minuto para terminar montados en un mecha. El problema es que estas diferentes fases están metidas con calzador y al final el jugador acaba por desconocer si esta jugando a un FPS o a un simple juego de acción.

Y los vídeos ingame hacen ganar en espectacularidad pero en muchas ocasiones el jugador desearía poder controlar al personaje en vez de ver como avanza el vídeo.

Y a los jugadores de La Cueva ¿les gustará? Yo apuesto que si: es un gran juego de acción en clave de ciencia ficción. Después de que Seth (el protagonista) matara a Visari, el malo más malo de los Helgast, estos últimos deciden iniciar una invasión a la Tierra. Nuestra tarea será la de impedírselo y derrotar, de paso, al nuevo emperador.

En esta tarea contaremos con múltiples armas, desde pistolas hasta jetpacks que nos permitirán sobrevolar el terreno de juego y llenar de plomo a todos los Helghast. Pero estoy seguro que lo que más disfrutaréis serán los paseos en mechas. Controlar estas temibles máquinas es toda una gozada ☺

Tampoco defraudan los combates contra máquinas tan grandes como rascacielos. Nosotros, humildes humanos pero armados hasta los dientes, haremos frente a cuanto se ponga por delante.

Y si sois amantes del juego con amigos, Killzone 3 tampoco os defraudará ya que cuenta con un modo cooperativo y con un fantástico online a la altura de esta franquicia.

¿Qué os parece si analizamos cada apartado? Vamos pues.

Gráficos: 10
Seguramente es lo que más destaca del juego. No hay nada negativo a comentar, todo es perfecto. Los mapas gigantes lucen un nivel de detalle espectacular: explosiones, efectos de luz y polvo, animaciones, modelados de personajes… Tenéis que verlo para creerlo.

Y lo mejor es jugarlo en un televisor 3D. Vale, si, casi nadie ha invertido todavía en esta tecnología pero si tenéis la oportunidad… hace ganar mucho en espectacularidad. Es de los mejores 3D implementados en un videojuego que he probado hasta la fecha.

Sonido: 8
Música épica por doquier. El problema es que no he podido disfrutar mucho de su banda sonora, ya que mi madre es pianista y claro, escuchar la tele y oír el piano de fondo es bastante incompatible. Lo mejor: está doblado al castellano y con muy buen nivel.

Jugabilidad: 9
Los controles han mejorado mucho desde Killzone 2. Controlar al personaje os recordará bastante a lo que hemos visto en Gears of War. Usar el jetpack, los mechas y apuntar se convierte en una tarea muy divertida. Además, es compatible con Move, aunque en este caso la precisión baja mucho por lo que no es muy recomendable, y menos en el online.

Diversión: 8
¿Desde cuando un shooter no es divertido? Killzone 3 no es una excepción y nos mantendrá pegados a la pantalla llenado de plomo a todos los malos. El problema es la gran variedad que hay metida en tan poco tiempo: cada dos por tres cambiamos de registro, sin una continuidad visible.

Duración: 8
El juego dura unas 10 horas, eso si, son muy intensas. Además es muy rejugable y podemos probar el cooperativo con un amigo o bien dar el salto al online.

Conclusión: 9
Gran juego que seguro que enganchará a todos los jugadores de esta comunidad. ¿Te gustan los juegos de disparos, los mechs y la ciencia ficción? Este es tu juego.

Comparte este artículo con tus amigos